Un autogol, acompañado de tantos de Manuel Iturbe y Felipe Mora, fue lo que necesitaron los Pumas de la UNAM para derrotar a los Dorados de Sinaloa en el Olímpico Universitario, 3-0. De esta manera, los felinos amarraron su boleto a las semifinales de la Copa MX.

El partido significó el primer juego oficial de Diego Armando Maradona en la capital mexicana desde la final del Mundial México ’86, donde el Pelusa y la Argentina se coronaron en la cancha del Azteca.

Los Universitarios, dirigidos por Bruno Marioni, saltaron a la cancha con un equipo que presentó buena cantidad de titulares; Miguel Fraga inició como guardameta, con la presencia en medio campo de Brian Figueroa, David Cabrera, Kevin Escamilla y Victor Malcorra; Carlos González y Felipe Mora aparecieron en el ataque auriazul.

Por su parte, los Dorados de Maradona tuvieron prácticamente equipo completo para el partido en Ciudad Universitaria, incluyendo a Fernando Arce y Facundo Juárez.

Los primeros minutos resultaron bastante sosos, sin que Pumas o Dorados arriegaran de más, y esto provocó un juego trabado a la mitad de la cancha, sin muchas aproximaciones de peligro.

Al minuto 2, un servicio lateral del Gran Pez derivó en un centro peligroso al borde del área chica, pero no encontró rematador y salió en tiro de esquina.

La timidez de los Dorados les cobró factura, cuando al 18′, un centro felino le cayó a Felipe Mora, que la recentró de cabeza. La bocha encontró el pecho de Luis Jeréz, y terminó por entrar al marco. Los Pumas se fueron arriba con un autogol, y el tremendo error del defensa argentino provocó el enfado de Maradona.

Los universitarios, con más seguridad al ataque, siguieron intentando con centros al corazón del área sinaloense. Sin embargo, no hubo llegadas de peligro hasta el minuto 38, cuando una desbandada puma generó una carrera de Brian Figueroa que disparó en el filo del área grande, colocando la esférica encima del travesaño defendido por Gaspar Servio. Los últimos siete minutos del 1T no vieron más acciones.

Para la parte complementaria, auriazules y doraditos no hicieron cambios. Apenas al 47′, González encaró a la defensa sinaloense, y chutó de pierna derecha con una diagonal, que fue bien atajada por Servio.

El paraguayo se convirtió en el eje de ataque puma, y tres minutos después, controló un centro de Mora, la pelota rebotó en un zaguero rival y Carlitos la prendió de pierna derecha, pasando al lado de la base del poste izquierdo. Así, los primeros 10 minutos del 2T sirvieron para que los Pumas se asentaran en la cancha, y comenzaron a controlar todos los frentes del partido.

La más peligrosa de los Dorados fue al 57′, cuando el gringo Rubio Rubin tiró afuera del área grande, y el balón paso cerquita del travesaño universitario.

En el 64′, Maradona comenzó a mover sus piezas. Alonso Escoboza, ex jugador de Santos Laguna y seleccionado nacional duranteel repechaje contra Nueva Zelanda en el 2013, entró por José Lugo. Momentos después, Marioni mandó a Andrés Iniestra a la cancha, sacando a Escamilla. En el 71′, el DT puma sacó a su mejor jugador, González, colocando en la delantera a Iturbe.

Seis minutos después, el argentino corrió con la pelota desde el centro del campo, aceleró por toda la defensa dorada y sentenció el juego con un potente zurdazo, donde Servio ya no pudo hacer nada.

Todavía al 82′, Pumas tuvo dos oportunidades más de gol, pero las definiciones de la delantera pasaron de largo. A un minuto del final, Felipe Mora pusó los cartones definitivos en un tiro de esquina, cuando remató a primer poste después de una peinada de Quintana.

De esta manera, los Pumas se califican por primera vez a las semifinales de la Copa MX en este nuevo formato. En las semifinales, Pumas espera al ganador de los Bravos de Juárez y los Tiburones Rojos de Veracruz, cotejo que se jugará el próximo jueves. Si los de la frontera salen victoriosos, la semi va a definirse en Ciudad Juárez. En caso contrario, los universitarios le harían los honores al conjunto escualo, con fecha por definir.

Anuncios