Tigres y Querétaro se vieron las caras en El Volcan la noche de este sábado en el encuentro perteneciente a la Jornada 11 del Clausura 2019 de la Liga MX. Un enfrentamiento que en la previa pintaba para ser muy disparejo, pues se enfrentaban el sublíder y el penúltimo lugar de la tabla.

Tigres llegó en la segunda posición del certamen con 23 puntos, solo la diferencia de goles los separaban de León, líder de la competencia. Por su parte Querétaro, en el sótano de la tabla, ocupando el penúltimo lugar con apenas cuatro puntos.

Los comandados por Ricardo ‘Tuca’ Ferretti, saltaron a la cancha con un 4-4-1-1. En la portería Nahuel Guzmán; la saga defensiva ocupada por Luis Rodríguez, Carlos Salcedo, Hugo Ayala y Francisco Venegas; en el centro del campo Jesús Dueñas, Guido Pizarro, Luis Quiñones y Julián Quiñones; la ofensiva corría a cargo de Edu Vargas y Enner Valencia.

El equipo de Victor Manuel Vucetich comenzó el juego con un 4-4-2. Nicolás Navarro en la portería; Ricardo Peña, Luis Romo, Diego Novaretti y Alexis Pérez comandando la línea defensiva; en el medio campo estaban Jordan Sierra, Jaime Gómez, Marcel Ruiz y Daniel Villalva; al ataque se alinearon Gael Acosta y Aké Loba.

Los de casa dominaron desde un inicio y muy temprano Tigres ya ganaba. Apenas pasaron siete minutos y los felinos se adelantaron en el marcador. Julián Quiñones, asistido por Luis Quiñones, remató de cabeza y el arquero de Querétaro no pudo detener la pelota.

Luego de la anotación, los dirigidos por Ferretti se adueñaron del balón, encerraron a Los Gallos y el trámite se jugaba ya en el último cuarto de la cancha de Querétaro.

Al minuto 12′ Tigres aprovechó el dominio en el encuentro y a través de un tiro de esquina, cortesía de Luis Quiñones, Carlos Salcedo, una de las bombas de esta temporada, brincó como el que más y mandó la pelota al fondo de la red.

La explosividad de Luis Quiñones por la banda de la derecha representaba ya un peligro constante para el equipo de Victor Manuel Vucetich.

Fueron casi nulas las llegadas de Querétaro en el desarrollo del primer tiempo. Nahuel Guzmán, prácticamente no tocó el balón debido a los pocos intentos de Los Gallos a la ofensiva.

Agonizaba la primera mitad del encuentro y al minuto 41′, Edu Vargas sacó un disparo fuera del área que apenas desvió el arquero de Querétaro, Nicolás Navarro, para que el balón se estrellara en el poste y evitar que el marcador fuera más abultado aún.

Tuvieron que pasar 52′ minutos para que Querétaro tuviera su primera oportunidad de peligro. Una jugada de asociación puso a Daniel Villalva mano a mano con Nahuel Guzmán pero el portero felino resolvió con una atajada que alejó el peligro.

Dicen que que gol fallado es gol en contra, y no pasó ni un minuto para que Luis Quiñones, la figura del partido, llegara por banda de la izquierda, centró y su homónimo de apellido, Julián Quiñones cerró la pinza para así firmar el segundo en su cuenta y el tercero para Tigres.

Querétaro intentó responder y de la mano del africano Aké Loba, quien encontró un disparo al minuto 58′ que apenas salió desviado por encima del arco felino.

Al minuto 70′ fue el mismo Aké Loba quien abrio el marcador. Simplemente tuvo que empujar el balón luego de un centro de Daniel Villalva para acercar a Los Gallos.

Muy poco le duró la alegría a los hombres de Vucetich, al minuto 73′ el chileno Edu Vargas recibió dentro del área para quedar mano a mano contra el arquero de Querétaro y marcar el cuarto gol de la noche para los felinos.

De esta manera Tigres dormirá como el líder del torneo, depende de lo que pueda hacer León mañana contra un desahuciado Veracruz. Con este 4-1 en contra de Querétaro, los felinos siguen con paso firme en la Liga MX y se apuntan como favoritos al título.

SIGUE LA POLÉMICA CON EL VAR

A pesar del triunfo de Tigres, la polémica arbitral se hizo presente, pues el colegiado, apoyado por el VAR dejó escapar tres jugadas que pudieron ser marcadas como penal.

La primera pena máxima llegó por una falta dentro del área que evitó que Luis Quiñones se enfilara hacia la portería.

La segunda falla del colegiado fue una mano muy clara del capitán de Querétaro, Diego Novaretti, misma que ni el referee ni el VAR marcaron.

En la segunda mitad el chileno Edu Vargas hizo un par de recortes dentro del área y terminó derribado por la saga de Querétaro, sin respuesta del central para marcar la falta.

Al 77′ el silbante marcó penal sobre Javier Aquino, pero hubo que recurrir al VAR para decretar que la pena máxima no existía y el juego se reanudó con un saque de meta para Querétaro.

EN TIGRES NO EXTRAÑAN A GINAC

La ausencia del francés Andre-pierre Gignac parece no empachar a Tigres. Los dirigidos por el ‘Tuca’ Ferretti saben trabajar en conjunto y sin importar que no cuentan con su máxima figura caminan en el torneo, hasta esta noche, como líderes de la competencia, esperando claro lo que haga mañana León en su cancha.

Los felinos demuestran que no tienen una “Gignacdependencia”, pues si el galo no está en el campo, son otros quienes levantan la mano para mantener al equipo. Ya Luis Quiñones con las asistencias, ya Edu Vargas generando oportunidades, ya Julián Quiñones marcando doblete.

Por esta razón Ricardo Ferretti puede dormir tranquilo, tiene un equipo sumamente basto que no se ve afectado por las ausencias y donde, a pesar de que Gignac es el principal referente, hay respuesta de todo el plantel.