#Crónica

Con un cuadro alternativo, México se dio cita en Santa Clara, California, para enfrentar a su similar de Paraguay. En el segundo partido en la era Tata Martino, la selección le pasó por encima 4-2 a una Paraguay desconcertada.

Seis minutos pasaron para que el marcador se abriera. En un error de la zaga paraguaya, Bruno Valdés cedió el balón de manera equivocada a Jonathan Dos Santos que se encontró el balón listo para rematar en el área chica. Jona se encargó de fusilar al guardameta para adelantar de manera temprana a los aztecas.

Al 9, llegó un nuevo desliz de los sudamericanos. Gustavo Gómez despejó de forma torpe un balón centro de Erick Gutiérrez que poco llevaba y anotó en su propia puerta para poner el 2-0 de manera fugaz.

Paraguay respondió con un disparo a portería que pasó cercano al arco del guardameta Gudiño. No obstante, el dominio azteca era claro y al 24 una triangulación dejó a Javier Hernández mano a mano contra el guardameta, el atacante del West Ham definió de manera acertada para el 3-0 y para seguir sumando dianas a su récord personal como goleador histórico.

Para la segunda mitad José Juan Vázquez e Isaac Brisuela entraron al campo y salieron los canteranos americanistas de discreta actuación, Diego Laínez y Edson Álvarez. Por los guaranís, Ivan Piris entró en lugar de Gustavo Gómez.

Al 53, el cuarto gol estuvo a punto de llegar gracias a un desborde de Brisuela que tocó retrasado para Erick Gutierréz quien no conectó de manera ideal y puso el balón en el poste.

Paraguay descontó en el marcador por vía de Oscar Romero al 59, que minutos antes ingresó de cambio. Una jugada en la que los guaranís tocaron bien y de primera, Gudiño no pudo hacer mucho por evitar el tanto.

En el 62 una brutal patada de Miguel Almirón al Gallito Vázquez derivó en un conato de bronca entre verdes y rayados. Almirón se fue expulsado.

El ritmo del partido se vio mermado por la cantidad de cambios que se realizaron. Destacan los cambios de Araujo y Hernández pues salieron con molestias físicas.

Al 83, sin mucho en el campo y con Paraguay sin proponer, Derlis Gonzalez sorprendió a la zaga mexicana para anotar el segundo y poner el 3-2 en el marcador.

Ya en el agregado, un pase largo fue desviado por Alexis Vega de cabeza y permitió a Luis Montes encarar solo al portero, burlarlo, y marcar el 4-2 definitivo.

El seleccionador mexicano tiene bastante por analizar, pero el balance es positivo: dos juegos, dos ganados. México cumple en la teoría, pero queda mucho por trabajar. Hay tiempo para esto ya que la Selección Mexicana no volverá a ver acción hasta el próximo 5 y 9 de junio cuando enfrente a Venezuela y Ecuador, respectivamente.

Anuncios