Con una incesante lluvia, los Rayados de Monterrey y la Máquina Cementera del Cruz Azul igualaron 2 a 2, con tremendas actuaciones de Dorlán Pabón y Áviles Hurtado por parte del Monterrey, mientras que el chileno Igor Lichnosvsky se puso la capa de héroe para los celestes.

De sus últimos 19 partidos contra los Rayados, la Máquina ha salido victoriosa en 10 ocasiones, con 7 empates y solo dos derrotas. Por su parte, Monterrey lleva un invicto de 12 partidos como local, su mayor racha desde abril del 2017.

A pesar de la pesada carga de trabajo que se le viene a los Rayados, Diego Alonso mandó en los once titulares a todo su arsenal: Marcelo Barovero en la portería, César Montes y Edson Gutiérrez en la zaga; Carlos Rodríguez –recién desempacado de una excelente Fecha FIFA–, y Rodolfo Pizarro en el mediocampo, con el tridente ofensivo de Avilés Hurtado, Dorlan Pabón y Rogelio Funes Mori.

La enrachada Máquina de Caixinha no se quedo atrás. Los titulares del Cruz Azul incluían a Chuy Corona en el arco; Igor Lichnovski y Adrián Aldrete en la línea defensiva; Orbelín Pineda, Édgar Mendez y Rafael Baca en la media ofensiva, con Milton Caraglio en el ataque.

Los primeros 10 minutos no tuvieron mucha actividad, ambos equipos trataban de adaptarse al clima, y el aguacero provocó que varios jugadores de Monterrey perdieran sus tacos. No fue hasta pasados los 20 minutos que el local comenzó a dominar el partido a su antojo.

En el 27′, Funes Mori se quedó cerca de mojar, cuando un centro preciso de Dorlan encontró su cabeza, pero Corona alcanzó a tapar el balón en la línea. Momentos después, una serie de rebotes generó un derechazo potente de larga distancia que Barovero apenas pudo sacar con las uñas.

Justo en la siguiente jugada, los Rayados contraatacaron y en la descolgada, Pizarro controló una pelota que fue desviada por la zaga azul, pero la bocha solo paso al lado del poste.

La insistencia ofensiva de la Pandilla dio resultado a un minuto del mediotiempo, cuando Pabón volvió a meter un centro espectacular, y en esta ocasión, fue Avilés Hurtado quién abrió el marcador una sensacional chilena.

La mágica noche de Dorlan continuó en los primeros minutos del segundo tiempo. El colombiano puso otra pincelada en un trio de esquina, y César Montes la mandó a las redes para poner el segundo del Monterrey. Los regios se dedicaron a atacar toda la parte complementaria.

La noche de Dorlán terminó al 74′, al ser sustituido por Jesús Gallardo. Dos minutos después, Caraglio cortó los cartones al marcar el primer tanto celeste, con controversia incluida, ya que en la jugada previa no se señaló una falta sobre Pizarro.

Al 82′, Funes Mori vio anulado un gol por fuera de lugar, y minutos después, Barovero fingió un golpe para comerse tiempo restante en el reloj. Esto le costo a los locales, y en la última jugada del agregado, Lichnovsky sacó el empate para los cruzazulinos en un sendo cabezazo generado por un córner.

En la Jornada 13, la Pandilla visitará el infierno choricero el domingo 7 de abril, cuando los Diablos Rojos del Toluca les hagan los honores; pero antes, a mitad de semana, jugarán la ida de la Concachampions frente al último sobreviviente de la MLS –el Sporting Kansas City–, en territorio mexicano. Mientras, Cruz Azul recibirá a los Gallos Blancos del Querétaro en la cancha del Azteca, el sábado 6.

Anuncios