Después de una primera parte sin muchas acciones, los Rayados de Monterrey hicieron valer sus recambios ofensivos, y con una genialidad de Leonel Vangioni, se impusieron a los desahuciados Tiburones Rojos de Veracruz por la mínima, en el Luis “Pirata” Fuente.

Monterrey salió avante en los últimos tres encuentros previos, destacando que no concedieron anotación para el Veracruz; la última victoria del “Tibu” sobre la pandilla fue por la mínima, en la semana 16 del Clausura 2017.

Veracruz llegó al encuentro no solo descendido y con una goleada encima, también con varias estadísticas en contra. Los escualos son la peor ofensiva del torneo, con seis dianas a su favor, y también son la peor defensa, ya que han encajado 29 goles. Además, acumulan 24 partidos sin conocer la victoria, producto de siete empates y 17 descalabros.

Después de la goleada que les acomodó Pachuca, Veracruz tuvo en el once titular a una buena parte del equipo que salió con nueve goles del Huracán. Los hombres más importantes para comenzar el partido eran Carlos Salcido, Colin Kazim Richards, Bryan Carrasco y Sebastián Rodríguez, además del portero sensación del torneo, Sebastián Jurado.

Los Rayados, conscientes que a media semana jugarían el juego de ida en la final regia de la Concachampions, optaron por un cuadro alterno, en especial al ataque. Ángel Zaldívar, Jesús Gallardo y Adam Bareiro salieron como el eje ofensivo de la Pandilla, mientras que el once inicial incluyó a Marcelo Barovero, César Montes y Carlos Rodríguez.

La primera mitad fue dominada completamente por el cuadro regio. Los Rayados insistieron a través de Bareiro y Zaldívar, que presionaron desde la salida veracruzana y tuvieron algunas jugadas de peligro, pero sin concretar la anotación.

Las dos más peligrosas de la primera mitad fueron del Monterrey, y en un corto plazo de tiempo. A la media hora, Zaldívar, Bareiro y Gallardo conectaron en una serie de rebotes, para que el ataque Rayado alcanzara a sacar un disparo enfrente del área chica del Veracruz; el trallazo fue contenido por Jurado y toda la jugada fue anulada por un fuera de lugar al momento del tiro.

Segundos después, la Pandilla intentó con un recentro de Zaldívar hacia Bareiro, pero Jurado achicó de manera espectacular para salvar a los escualos.

Tan solo un minuto después, Carrasco cobró un tiro libro y colocó una pincelada en el corazón del área, donde Diego Chávez le pegó horrible a la bocha. La buena intención de Chávez y el desarrollo de la jugada fueron cancelados en un offside.

En el 37′, los Tiburones Rojos mandaron un centro a pelota parada. En la cobertura de la defensa, César Montes, al ir por la pelota, fue golpeado por el pie de un compañero. El “Cachorro” terminó conmocionado por el golpe, y fue sustituido por Stefan Medina.

A cinco minutos del MT, le puso un pase diagonal atrasado a Lionel Vangioni. El argentino se barrió al momento del tiro, y la bocha paso por encima del travesaño de Jurado.

Después de 15 minutos en el 2T sin más acciones que un cabezazo de Zaldívar que se estrelló en el poste superior, Diego Alonso quemó sus dos cambios restantes, metiéndo a Rogelio Funes Mori y a Avilés Hurtado en la delantera regia. Bareiro y Rodríguez fueron los sustituidos.

El recambio de los Rayados generó una peligro a los instantes. En un contragolpe, Funes Mori colocó un peligroso pase filtrado a Avilés, pero el colombiano no controló el pase y perdió la esférica.

Más tarde, Veracruz tuvo dos oportunidades manifiestas. El brasileño Nené, recién ingresado, le pegó con un tubo al palo derecho de Barovero, y el guardavallas alcanzó a empujar la bocha al córner. En el cobro, el “Puma” Chávez la prendió de pierna izquierda, pero la pelota salió a un lado de la base del poste.

Al 70′, los Rayados vieron recompensados su esfuerzo. Zaldívar recibió un centró y tras algunos rebotes, le acomodó el balón a Vangioni. El argentino metió un trallazo al segundo poste de Jurado, imposible para el arquero. El primer tanto del partido, y ya ganaba Monterrey 1-0.

Los Rayados continuaron con su clásico y peligroso contragolpe. En una descolgada, Funes Mori condujo el balón con peligro al filo del área grande local, y el joven zaguero Edson García lo bajo de la moto con una fuerte barrida, ganándose el cartón preventivo. En el tiro libre, Maxi Méndez la mandó a la tribuna.

Con el triunfo, Monterrey se afianza en el tercer lugar de la tabla, producto de 29 unidades. Mientras, Veracruz se hunde cada vez más en el sótano, ya sin puntos después del castigo impuesto por la FIFA.

Para la jornada 16, los Tiburones visitarán la Corregidora de Querétaro, donde se verán las caras con los Gallos Blancos el domingo 28. Por su parte, la Pandilla tendrá una semana cargada. El martes 23 jugarán la ida de la final de la Concachampions contra su odiado rival –los Tigres de la UANL-, y el sábado 27 recibirán a los incómodos Rayos del Necaxa, en encuentro con implicaciones de Liguilla.

Anuncios