Con duelo que no definía nada pero que complementaba la fecha sabatina, Rayos ganó en casa 1-0 con un gol agónico en la recta final del cotejo.

Las aproximaciones no se hicieron presentes en las porterías, pues poco tuvo de emoción el primer tiempo; fue al minuto 38 un tiro libre de los hidrorrayos lo más cercano a ello:

En el segundo tiempo no se hizo esperar la superioridad de Necaxa, con varias llegadas de peligro y aún con la baja de Brian Fernández por la expulsión la semana pasada en el campo de Rayados, los hidrocálidos buscaron el gol y obtuvieron el premio mayúsculo.

Fue Christian Calderón quien se animó a romper el cero: con un quiebre de cintura y abriendo al sector izquierdo, el rubio generó el espacio y de pierna zurda la mandó a guardar desde afuera del área.

Con este resultado, Necaxa afianza la sexta posición de la tabla con 29 puntos y esperará romper la maldición de nunca haberse coronado alguien con ese puesto en Liguilla.

Anuncios