Este fin de semana se jugó la jornada 36 de La Liga, con Barcelona como campeón y a falta de dos fechas para que termine la temporada 2018-19, la primera división española tiene par de cuentas por resolver. Los puestos de Champions League y de Europa League no están cien por ciento confirmados, así mismo e descenso no se ha consumado para todos y en dos semanas hay oportunidad para dar las llamadas “patadas de ahogado” y permanecer en el máximo circuito.

Comencemos con el actual Rey de España, el Barcelona. Los culés, concentrados en la semifinal de vuelta de la Champions, se enfrentaron con un cuadro alternativo al Celta de Vigo. Con anotaciones Iago Aspas y Maximiliano Gómez los Celtistas se llevaron la victoria 2-0, para sumar tres puntos que los alejan de la zona de descenso.

Por otro lado, el Atlético de Madrid derrotó 2-0 al Girona en el Wanda Metropolitano. Con este resultado, los colchoneros tienen prácticamente asegurada la segunda posición. Caso opuesto el de los Albirrojos, que ocupan el lugar 18 de la tabla con 37 puntos, situación que los tiene descendidos por el momento a la espera de una combinación de resultados que los mantenga en la primera división.

El Real Madrid, que ha tenido una temporada para el olvido, se encuentra en la tercera posición y espera que ocurra un milagro para poder subir al segundo puesto. En un duelo cerrado contra el Villarreal, los merengues rescataron los tres puntos luego de vencer 3-2 al Submarino Amarillo. Con doblete, el dominicano Mariano Díaz encaminó la victoria de los blancos.

El equipo revelación de esta temporada ha sido el Getafe, equipo acostumbrado a estar en el fondo de la tabla y que este año, a falta de una hecatombe, se puede colar a la Champions League. El Geta empató a un gol con el Espanyol, sumando así 58 unidades que lo acercan a consumar el milagro. Solo tres puntos lo separan de su más cercano perseguidor, el Valencia, por lo que una derrota en las próximas dos jornadas se traduciría como la despedida del sueño europeo.

En el sótano de La Liga se encuentran los ya descendidos Rayo Vallecano y el modesto S. D. Huesca. Sin posibilidades de mantenerse en la primera división, los dos clubes buscarán dignificar su campaña con par de victorias para las dos últimas fechas.

Anuncios