Los Rayos de Necaxa buscarán romper una mala racha que ostenta el siempre clasificado en sexto lugar de la Liga MX a la Liguilla: nunca se ha llevado a casa el campeonato quien ingresa en dicha posición.

Con la ya oficial partida de Brian Fernández al Portland Timbers de la MLS, los de Guillermo Vázquez se quedaron con un agujero en la ofensiva, pues en 30 partidos de liga marcó 16 goles, situación que afecta a uno de los sentidos más importantes en el funcionamiento, pues el club registró en el Clausura 2019 un total de 32 goles, posicionándose así como la cuarta mejor ofensiva del torneo.

Si bien se trata de un equipo equilibrado con 8 victorias, 5 empates y 4 derrotas, será importante detener a las ofensivas con la posesión del balón, pues el arte de defender no es el fuerte del club de Aguascalientes. En ese rubro, después de 17 fechas los Rayos se quedaron en la onceava posición como una defensiva tambaleante, recibiendo 24 goles.

La diferencia y la búsqueda de seguir adelante puede marcarse en sacar ventaja de la condición de visitante, pues el cuadro rojiblanco es el tercer mejor visitante con un récord de 5 ganados, 1 empate y 3 perdidos, mientras que de local están acostumbrados a “flaquear”, pues concretaron 3 victorias, 1 empate y 4 derrotas. Se trata de un cuadro muy regular.

El técnico de los hidrocálidos tiene la experiencia de campeonar. Fue en el Clausura 2011 con Pumas, además de llegar a dos finales más, una con Cruz Azul y otra en su segunda etapa con los felinos. Ambas fueron perdidas en penales.

Por último, la buena racha del equipo que reside en el Estadio Victoria también será un factor a considerar pues cuentan con 5 victorias, 3 empates y dos derrotas, únicamente ante el líder, León, y Cruz Azul.