Después de terminar el partido de ida con un empate a uno, Monterrey y Tigres femenil se enfrentaron en una edición más del Clásico Regio, presentado en el Estadio BBVA para definir a las campeonas del actual torneo en una emotiva ceremonia en la que se presentaron ambas escuadras minutos antes de que comenzara el partido.

Recién iniciado el encuentro, las Rayadas tuvieron la oportunidad de tomar ventaja pero Dinora Garza no pudo concretar su gol; el tiempo avanzaba y las chicas de Tigres, a manos de Blanca Solís, firmaron su primer gol (7′) que, hasta el momento, les daba su segunda estrella por su ventaja en el marcador global (2-1); alrededor de media hora de juego, Lizbeth Ovalle marcó el segundo gol para las universitarias; las Rayadas tuvieron un par de oportunidades para poder marcar su primer tanto, pero no lo lograron. El marcador al medio tiempo fue 2-0 a favor de Tigres.

Luego de iniciada la segunda mitad del encuentro, Tigres vio su primera ocasión para anotar su tercer gol tras un error de la portera de Rayadas, Claudia Lozoya; las Rayadas también generaron un par de ocasiones que no fueron capaces de completar y la remontada se veía cada vez más lejana, sin embargo, Alicia Cervantes anotó un gol (67′) desde fuera del área que les dio esperanza a las locales.

Los minutos posteriores al gol de las Rayadas se tornaron tensos, pues la escuadra local buscaba el empate global, mientras que Tigres quería seguir aumentando el marcador para así evitar que Monterrey pudiera mandar el encuentro a la tanda de penales; el cuerpo arbitral decidió agregar cinco minutos de compensación en los que el marcador no se movió.

El encuentro terminó a favor de Tigres femenil con 3-2 en el marcador global y las felinas se coronaron campeonas del primer semestre de la Liga MX Femenil, consiguiendo así su segunda estrella en su tercera final disputada.

Anuncios