El Olímpico de Bakú recibía la gran final de la UEFA Europa League. Chelsea y Arsenal se medían en la lucha por la supremacía inglesa en Europa y londinense al ser clubes rivales de la capital inglesa. Los Blues buscaban su segundo campeonato de esta edición de la mano de Sarri, los Gunners, dirigidos por Unai Emery, ansiaban levantar el trofeo por primera vez y de esta manera clasificar a UEFA Champions League el próximo año.

El director técnico italiano tenía la gran problemática de si iniciar con el campeón del mundo N´Golo Kanté o improvisar con Barkley, esto debido a que el francés tenía molestias en la rodilla izquierda tras un golpe en un entrenamiento. Al final estos fueron los jugadores titulares de cada equipo:

El árbitro italiano Gianluca Rocchi hacía sonar su silbato y el partido comenzaba. Los primeros minutos fueron intensos y tensos para ambos clubes que buscaban establecer su estilo de juego y mantener la posesión de balón. Fue hasta el minuto nueve cuando Pierre Emerick Aubameyang tuvo la primera del encuentro pero un mal disparo no permitio abrir el marcador.

Al minuto 26, nuevamente se hacía presente el ataque Gunner, ahora con un disparo de Granit Xhaka que rosó el travesaño de la porteria defendida por el arquero español Kepa Arrizabalaga.

Fue hasta el minuto 33, cuando Chelsea se hizo presente en el área rival, con disparo del lateral izquierdo Emerson, pero el arquero Petr Cech, quien jugaba su último partido a nivel profesional, detuvo y mando hacia un lado.

El Chelsea terminó con mejores sensaciones la primera mitad, y con una gran jugada colectiva entre Jorginho y el francés Olivier Giroud a siete minutos de final hizo trabajar nuevamente al guardameta gunner.

El inicio de la segunda mitad no mostraba cambios en alguna de las escuadras inglesas y al minuto 49, con un centro casi frontal de Emerson, el líder goleador de la competencia, Giroud, con un gran remate de cabeza ponía el 1-0 a favor de los Blues.

Con la intención de empatar, el conjunto del Arsenal adelantaba líneas para ejercer presión y buscar la igualada, pero una gran asistencia del jugador belga Eden Hazard a Pedro puso el 2.0 para los suyos a los 15 minutos del segundo tiempo.

Con el marcador con dos goles de desventaja, Emery buscaba realizar cambios, y cuando estaba por ingresar Alex Iwobi, el defensor inglés, Maitland-Niles empujó por la espalda a Giroud y el árbitro italiano marcaba penal. El 10 blue era el encargado de ejecutarlo y el belga no fallaba desde los 11 pasos al minuto 65.

Con pocos minutos despúes de ingresar, Alex Iwobi ponía a soñar a los suyos con un golazo con un disparo con la pierna derecha que hizo mover las redes del portero Kepa. Con tan sólo 20 minutos por jugar, los Gunners creían en la remontada.

Al minuto 73, Chelsea ponía el marcador final, después de una gran asociación entre el francés Giroud y el belga Hazard, con un gran centro del delantero, Eden sentenciaba las oportunidades rivales con definición sútil y así el Chelsea se coronaba campeón con marcador de 4-1.

Chelsea levanta una vez más el titulo de la Europa League, con este llega a tres trofeos internacionales. Para Maurizio Sarri significa su primer título como director técnico. Unai Emery pierde su primera final de esta competencia y el Arsenal se queda sin UEFA Champions League

Anuncios