Las Finales de la NBA siguen su camino este domingo con el juego 2. Luego del triunfo de los Raptors en el primer partido, el equipo de Toronto busca repetir la dosis, encontrar su sexto triunfo al hilo en playoffs y ampliar la ventaja para poner contra las cuerdas a los campeones. Los Warriors, poco acostumbrados a la desventaja, tienen la misión de regresar a casa con la serie empatada.

Obligado a hacer ajustes para encontrar el triunfo, Steve Kerr sorprendía con su alineación titular. El coach de Golden State mandó de inicio al recién recuperado DeMarcus Cousins para acompañar a Steph Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Andre Iguodala.

Klay Thompson y Pascal Siakam. Foto: @NBA

Toronto repetía a los cinco que iniciaron en el primer juego de la serie, buscando que la formula volviera a funcionar. Kyle Lowry, Kawhi Leonard, Danny Green, Marc Gasol y Pascal Siakam, formaban la quinteta que mandaba Nick Nurse a la duela del Scotiabank Arena.

Un partido que inició muy parejo por ambos bandos. Klay Thomson con 11 puntos y Kawhi Leonard con 9 unidades cargaban con las ofensivas de sus equipos apenas empezando el primer cuarto. Los Raptors aprovechaban una seguidilla de errores de Golden State para adelantarse hasta por seis puntos en el marcador. Los Warriors reaccionaron a tiempo para acortar distancias y terminar el periodo con una pizarra de 26-27 a favor de Toronto.

Para el segundo cuarto, Steve Kerr rotó a su equipo y mandó a sus suplentes a la duela, pero la banca de Golden State se metía en problemas recibiendo hasta 9 puntos si poder responder. Producto de la poca producción ofensiva del equipo de la bahía, los locales consiguieron su máxima ventaja en el juego escapándose 12 puntos arriba.

Los Raptors bajaron el ritmo rumbo al final de la primera mitad y permitiendo que un Steph Curry encendido recortara la desventaja a solo cinco unidades para terminar 54-59 en el descanso. Los ‘splash brothers’ –Curry y Thompson- encabezaban el ataque de Golden State con 34 puntos en conjunto. Kawhi Leonard y Fred VanVleet comandaban la ofensiva de Toronto con 28 puntos combinados.

La segunda mitad inició con Golden State dando vuelta en el marcador anotando 14 puntos por cero canastas de los canadienses, que se encontraban completamente extraviados. Draymond Green imponía sus mejores dotes defensivos para detener los intentos de los Raptors y encaminarse hacia un posible triple doble, pues para ese momento contaba con 15 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias. El tercer cuarto terminaba con una ventaja para los Warriors de 88-80 y mandaba todo el drama hacia el último periodo.

El cuarto cuarto se llenó de triples por ambos bandos. Una fiesta donde llovían tiros desde la línea de tres, a pesar de eso Golden State mantenía una ventaja parcial. Las alarmas se encendían para Steve Kerr, luego de que Klay Thompson se vio obligado a salir del juego por una lesión en la pierna izquierda. Toronto también perdía a uno de sus jugadores titulares, Kyle Lowry se iba del juego por acumulación de faltas.

El último capítulo terminaba con dos ofensivas muy erráticas. Más de tres minutos sin anotación alguna que mantenía el destino del juego en el alambre. Sobre los últimos segundos Andre Iguodala antaba un triple para dar el triunfo a Golden State por marcador de 109-104 y así viajar al Oracle Arena con la serie empatada.