La selección nacional de Colombia con la encomienda de conquistar el trofeo sudamericano por segunda vez en su historia. Desde lo conseguido a inicios del milenio, donde el conjunto cafetalero se coronó en territorio propio en el último torneo organizado cada dos años, el combinado nacional no ha logrado llegar a una final nuevamente.

En esta edición de Brasil 2019, los cafetaleros comparten el grupo con Argentina, Paraguay y Qatar. El conjunto dirigido por Carlos Queiroz, en su primera presentación en un torneo oficial, parte como favorito con la albiceleste para clasificar a la siguiente ronda.

Imagen: Marca

El fútbol colombiano no ha tenido un éxito considerable en las últimas ediciones, con una selección integrada por jugadores de clase mundial como Falcao, James, Cuadrado y Ospina, entre otros. En la edición del 2015 fue eliminado por el combinado argentino en penales 5-4, y en la siguiente ocasión, en el 2016 celebrada en Estados Unidos no pudieron ante los chilenos en la instancia de semifinales.

Foto: Radio La Red

La edición del 2001 significó para Colombia un escaparate internacional. En un grupo que comparía con Chile, Ecuador y Venezuela se clasificaron como primer lugar con nueve puntos y ningún gol recibido. Posteriormente se enfrentaron a su similar de Perú, al que eliminaron con contundencia 3-0 con tantos de Aristizábal(dos veces) y Hernández, multicampeón del fútbol colombiano con Colo Colo y Junior.

Para las semifinales se enfrentaron a una selección de la región de Concacaf, Honduras. Una vez más el combinado cafetalero se imponía sin recibir gol con un marcador de 2-0. Para la final, se enfrentaban a la sorpresa del torneo, México, que había eliminado a Chile y Argentina en cuartos de final y semifinales respectivamente. El gol al minuto 65 de Iván Córdoba fue suficiente para que la selección anfitriona levantara el trofeo.

Foto: Goal

A nivel internacional, Colombia es recordado, últimamente por su su participación en el mundial del 2014 y 2018. En la primera eliminaron a una selección de su confederación, Uruguay en la instancia de octavos de final. La siguiente ronda implicaba enfrentarse al combinado local: Brasil. En un partido recordado por la lesión de Neymar, Colombia exigió al máximo a su rival, pero el gol tardío de un jóven James al 80 de penal, no fue suficiente y se fueron a casa con la derrota de 2-1.

La edición del 2018 se jugó y se vivió con emoción en los minutos finales en la instancia de octavos de final ante el conjunto inglés. Un tanto de Yerry Mina en tiempo de compensación, que a la larga se implicaría el empate en tiempo extra, llevó el partido a los penales. Los dos últimos penales errados significó una eliminación temprana de la Copa del Mundo.

Foto: AS Colombia

Para esta edición del trofeo sudamericano, el estratega portugués, Carlos Queiroz, ha dado continuidad a lo hecho por José Pekérman. En la lista de 23 convocados destaca la presencia de James Rodríguez, el cual no ha definido su futuro para la próxima temporada, Davinson Sánchez, finalista con Tottenham de la UEFA Champions League, Radamel Falcao y José Cuadrado.

En la lista también figuran jugadores de la liga nacional de México. William Tesillo, finalista con el León, Edwin Cardona quien es jugador de Pachuca y los jugadores del Club América: Roger Martínez y Matheus Uribe, campeones de la Copa Mx.

Con la misión de regresar a los primeros tres de la confederación sudamericana, y con buenas sensaciones en su partido reciente ante su similar de Panamá con una victoria de 3-0, Colombia anhela volver a sentir lo que es bañarse de gloria como en el 2001. La solidez defensiva es una preponderante para Queiroz, que se ha caracterizado por establecer el juego defensivo con una línea de tres pero también tres atacantes, es decir un juego vertical por las bandas que el mediocampo funcione como un equilibrio y escudo.

Anuncios