La selección del “Sol naciente” regresa a una Copa América como invitado después de 20 años de su última participación en Paraguay; ahora los asiáticos pretenden dar una buena participación en el torneo sudamericano para un convidado, después de las penosas actuaciones de México como invitado las dos Copas América anteriores; ¿Qué tiene el cuadro japones para ofrecer a Sudamérica?

Los “nipones” se encuentran en un recambio generacional en comparación a la convocatoria de las competencias recientes de Japon, es decir, la Copa Mundial de Rusia y la Copa Asiática de Naciones de enero pasado. Futbolistas conocidos internacionalmente como Kaisuke Honda (ex jugador del Milan y Pachuca en México), Shinji Kagawa (ex Borussia Dortmund y Manchester United), Maya Yoshida (defensa de Southampton de Inglaterra) o Yoshinori Muto (delantero en el Mainz 05 de Alemania) no se encuentran en la lista para Brasil.

Además en las convocatorias de dichas competiciones los elementos que militaban en el viejo continente eran numerosos; por ejemplo en Rusia 2018 había doce jugadores “europeos” en la cita mundialista, en la Copa Asiática bajó a once futbolistas procedentes del mejor fútbol del mundo, mientras en esta invitación a tierras cariocas son ocho elementos.

Asimismo los equipos donde procedían los japoneses eran clubes de ligas importantes de Europa, como la Bundesliga o la Premier League. En 2018 los futbolistas que laboraban en Alemania eran siete en equipos como Dortmund, Frankfurt o Dusserdolf y dos militaban en Inglaterra en Leicester y Southampton; para enero el número se disminuyó a un par de jugadores de Germanía y la Gran Bretaña; ahora en este verano solo dos integrantes de la lista participan de estas ligas.

Otro aspecto a considerar en este Japón es su promedio de edad; la selección asiática posee el menor de la Copa América 2019, una media de 22.3 años. Para ejemplificar la juventud de los “nipones” es en la edad que más se repite: 20 años con nueve futbolistas, le siguen los 22 años con cuatro integrantes; solamente hay dos jugadores que superan los 30 años: el arquero Eli Kawashima con 36 y el integrante de Leicester City, Shinji Okazaki, con 33 años.

Los del “Sol naciente” es un cuadro joven, esto puede tener ventajas como es el hambre característica de la juventud, las ganas de trascender por su país, la frescura de los jugadores menores y saber que tienen más que ganar y poco que perder. Los japoneses pueden enfrentarse sin respeto a los rivales frente a ellos.

Sin embargo esto también cuenta con sus dificultades, en específico la falta de experiencia de talla internacional de los elementos “nipones”, se van a enfrentar a Uruguay con dos gigantes del balompíe mundial como lo son Luis Suarez y Edison Cavani; a un Ecuador maduro, con futbolistas en gran momento , tal es el caso del delantero de León, Ángel Mena; y finalizaran frente al bicampeón de América, Chile, con estrellas internacionales como el “Rey” Arturo Vidal o Alexis Sánchez. La inexperiencia es un aspecto pesado para los “nipones” y será donde el equipo japones tendrá que sorprender al mundo.

Ahora bien, ¿Como viene Japón de sus últimos encuentros? En sus once juegos anteriores al inicio de la Copa América tienen un balance de ocho victorias, un empate y dos derrotas; la mayoría de los triunfos fueron en el marco de la Copa Asiática, mientras los descalabros los sufrieron contra Qatar (en la final de la Copa Asiática) y Colombia en partido amistoso. Con estos resultados, Japón se prepara enfrentar la copa de selecciones más antigua del mundo.