Foto: Especial

El camino de la Selección Mexicana en la mayor competición de la FIFA, la Copa Mundial, es un trayecto de desilusiones y dolor; no es ningún secreto el deseo de la afición y jugadores mexicanos en alcanzar en anhelado quinto partido con los continuos fracasos que están ligados a ese objetivo. Sin embargo, dentro de las decepciones existe un partido donde el sufrimiento ‘azteca’ fue mayor que ninguna otra.

Era la Copa Mundial de Brasil 2014, México compartía el sector A con Camerún, Croacia y los anfitriones; en el primer encuentro en Natal, el ‘tri’ derrotó al equipo africano con anotación de Oribe Peralta, en el segundo juego Fortaleza vio la mejor actuación de Memo Ochoa contra Brasil y finalmente el cuadro ‘tricolor’ silenció a Modric y compañía con una 3-1 contundente en el estadio de Recife.

Con siete puntos, cuatro goles a favor y uno en contra, se encararía a un viejo conocido en mundiales, la ‘naranja mecánica’, aquella selección que el ‘Matador’ Hernández vacunó en Francia 98. El estadio Castelao en Fortaleza iba a ser el escenario para experimentar una nueva ilusión mexicana en el intento número seis de conseguir los cuartos de final.

El equipo del entonces técnico, Miguel Herrera, inició con Ochoa, Layún, Moreno, Reyes, el ‘Maza’ Rodríguez, Guardado, Salcido, ‘HH’, Peralta y Dos Santos; los Países Bajos tenían entre sus figuras a Van Persie, Wesley Sneijder y Arjen Robben. El arbitro de Portugal sonaba su silbato y empezaba a jugarse el destino de ambas selecciones.

Patrocinador Oficial

En el primer tiempo comenzó con dominio mixto, ninguno de los veintidós jugadores querían perderse la oportunidad de avanzar en el mundial; por este motivo las aproximaciones en las áreas fueron escasas, salvo por dos jugadas de peligro de ambos países: la mexicana fue a cargo de Héctor Herrera y la holandesa fue por Robben donde Moreno salió lesionado al final de los 45 minutos (después se sabía de una fractura de tibia).

Para la parte complementaría las emociones comenzaron a saltar en la cancha de Fortaleza; a los dos minutos de segundo tiempo el ‘Maza’ saltó la línea con un pase largo para Peralta, pero fue rechazado por Vlaar, el balón quedo en Giovani Dos Santos que forcejeo con Blind para ganar la posesión, disparó fuera del área e increíblemente el esférico besaba las redes. La euforia inundaba a 120 millones de mexicanos que gritaron aquel gol.

El optimismo por la anotación de ‘Gio’ se desbordó en las tribunas, sin embargo en el césped de Fortaleza la ‘naranja’ sacó toda la historia frente a los ‘aztecas’. La constante presión holandesa después del gol puso en severos aprietos a la defensa mexicana y, nuevamente el Castelao vio a un pletórico Ochoa que detenía todo lo que pasaba por sus manos.

El tiempo transcurría, Holanda se perdía de posibles anotaciones y el hombre más peligroso de los europeos, Arjen Robben enloquecía a la defensa, pero México aún ganaba. Faltaban dos minutos (más el agregado) cuando un tiro de esquina asechó el área mexicana, el balón fue recentrado para Sneijder que empalmó el esférico y empató el marcador; el cuento de hadas se convertía en la historia de terror de la normalidad.

El nerviosismo invadió las mentes de los jugadores mexicanos y le dio motivación a los europeos; al minuto 90 el jugador de Bayern Múnich volvió a acercase desde la banda hacía el centro, fue para línea de fondo e intentó recortar a ‘Rafa’ Márquez, el balón se le alargó pero aflojó el cuerpo y cayó dentro del área grande; a primera instancia parecía un “clavado” pero el colegiado observó algo totalmente diferente, marcó pena máxima contra México.

La Selección Mexicana estaba contra las cuerdas, todo dependía del fallo del penal; el verdugo era Jan-Klass Huntelaar y se enfrentaba al mejor arquero (hasta esa fase) de la Copa del Mundo, anotó por el lado derecho. La historia se repetía, el dolor, las lágrimas y la frustración salieron de los ojos mexicanos por las circunstancias de la eliminación. A cinco años de aquella tragedia sigue esta frase en el corazón ‘tricolor’:

No era penal

Brasil 2014, México vs Holanda, 29 de junio de 2014.
Foto: Especial
Resumen del partido.
Anuncios