Alemania y España se veían las caras nuevamente en una final del Europeo Sub 21. La final que dio como campeón a los teutones en el 2017 se presentaba como el antecedente más cercano entre ambas selecciones. Aquella vez en Polonia, los alemanes se consolidaron con su segunda corona, España, ahora en Italia, tenía la oportunidad de cobrar venganza y de empatar en primer lugar a los italianos con cinco títulos.


Los españoles llegaron a la final tras haber perdido el primer partido contra Italia por 2-1. Después se impusieron a los belgas con marcador de 2-1. El tercer y último partido tenían que ganar y golear a Polonia, lo hicieron de manera contundente de 5-0. En la semifinal vencieron a Francia con cuatro goles a favor por uno en contra.

Alemania llegaba sin conocer la derrota. Tras una fase de grupos invicta con victorias ante Dinamarca y Serbia de 3-1 y 6-1 respectivamente, y un empate a un gol contra Austria. En las semifinales vinieron de abajo para derrotar 4-2 a la sorpresiva Rumania.

El escenario para la final ameritaba la presencia de un jugador de la región para entregar el trofeo. Campeón y mejor jugador del Europeo Sub 21 en el año 2000, Andrea Pirlo ingresó a la cancha para presentar la copa.

Foto: UEFA U21 EURO

Las alineaciones mostraban la mejor versión de ambas selecciones. El goleador del torneo e histórico de este certamen con siete dianas, Luca Waldschmidt lideraba a los alemanes. Dani Ceballos nombrado mejor jugador del torneo en 2017, titular en la media cancha para los españoles.

Las acciones no se hicieron esperar, al minuto siete, Fabián Ruíz ponía adelante a los suyos tras un disparo con la pierna izquierda desde fuera del área.

Los minutos pasaban y la posesión favorecía a los ibéricos. Al minuto 35 hubo polémica debido a una tarjeta amarilla a Jesús Vallejo por una patada al diez teuton.

La primera parte terminó 1-0. Para el segundo tiempo no hubo modificaciones. Alemania dio muestras de vida a los momentos de haber comenzado, Amiri disparó, el portero español la dejó en el área chica pero Vallejo la reventó. Minutos después un disparo fuera de área de Waldschmidt pasó cerca del arco español.

Al minuto 55, el estratega español metía a Carlos Soler por Oyarzabal. Cinco minutos después, Alemania hacía lo propio, ingresaba Neuhaus por Serdar en busca del empate. A 20 minutos del final, España daba un golpe en la mesa y aumentaba la ventaja. El autor del gol, Dani Olmo, hizo una pequeña vaselina, tras el rechace del guardameta alemán.

La respuesta de los alemanes vino hasta el minuto 88, tras un disparo de Nadiem Amiri, Jesús Vallejo desvía la pelota con la cabeza lo que provocó que el guardameta español no pudiera rechazar el tiro.

El tiempo no fue suficiente para los campeones vigentes que tenían que ceder la corona a los ibéricos por marcador de 2-1. España se consolidaba y lograba su tercer título en los últimos cinco años, llegando a cuatro finales. España, Alemania, Francia y Rumania asisitirán a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Anuncios