La Selección de Estados Unidos Femenil esperaba en la final por un rival. Suecia y Holanda se disputaban el segundo boleto para disputar el título contra las norteamericanas. El estadio del Olympique de Lyon era el escenario para que se llevara a cabo el ante penúltimo partido de este certamen.


Las tulipanes, lideradas por su goleadora Miedema mandaban su mejor once. Por su parte, las suecas, de la mano de su capitana Seger hacían lo propio.

La árbitro canadiense Marie Beaudoin daba el silbatazo inicial y el balón rodaba. El partido comenzaba con un dominio alterno de ambos equipos pero con pocas llegadas al área rival. Al minuto 15, un remate de Vivianne Miedema era la oportunidad con mayor claridad, pero salió desviado.

Con un mayor dominio del balón en el campo del juego por parte de las nórdicas, al minuto 38, se hizo efectiva esta posesión con un remate desde borde del área chica pero la portera holandesa, Van Veenendaal, desvió el disparo con la pierna izquierda.

Al medio tiempo, el juego se llevaba a cabo en el medio campo con una mayor posesión por parte de las suecas, pero el marcador decía 0-0.

Para la segunda mitad, Holanda realizó la primera modificación, la salida de Lieke Martens por Jill Roord. Al parecer la lesión que padecía la jugadora en el pie no le permitía seguir en el terreno de juego.

Al minuto 55 se presentaba la primera jugada de peligro de todo el partido, que tras un rebote después de un tiro de esquina, la defensa central sueca Fischer remató con la pierna derecha, cruzado y raso, pero la portera holandesa desvió lo suficiente para que el balón pegara en el poste.

La respuesta de las holandesas no se hacía esperar. Al minuto 63, eran ellas las que ponían la pelota en el travesaño tras un remate de cabeza en un tiro de esquina.

Al minuto 73, Holanda realizaba su segundo cambio. El ingreso de Shanice Van de Sanden por Lineth Beerensteyn. Momentos después, Suecia mandaba dos jugadoras frescas al campo, la mediocampista Janogy y la delantero Hurtig eran las encargadas de darle frescura al equipo nórdico.

A pesar de tener mayores tiros de esquina y presencia en el área rival, el partido en tiempo regular marcaba el 0-0, lo que indicaba que la vencedora se definiría en tiempo extra.

Al minuto 98, se realizaba la primera jugada de peligro para las holandesas, que después del tiro de Jackie Groenen con la pierna derecha, cruzó a la portera sueca para poner el 1-0 para las tulipanes.

En busca de conseguir el empate, el estratega sueco Peter Gerhardsson, realizó dos cambios. Uno por agotamiento físico, como es el ingreso de Andersson por Eriksson y también la delantero Larsson por Stina Blackstenius. Pero ambos intentos y cambios fueron insuficientes para llevar el partido a otras instancias.

Ahora las suecas se verán las caras contra Inglaterra en busca del tercer lugar el sábado a las 10.00 hrs (CDMX). Holanda y Estados Unidos disputarán el partido por el título el domingo 7 de julio en el Parc Olympique Lyonnais a las 10.00 hrs (CDMX).

Anuncios