Foto: Especial

El antepenúltimo enfrentamiento de la Copa América en pasto brasileño tiene como escenario la Arena do Gremio en Porto Alegre; los países que batallan para conseguir un ligar en la gran final en Maracaná son los bicampeones de América, Chile, contra su similar de Perú. Ambas selecciones llegan después de sobrevivir a una tanda de penales frente a Colombia y Uruguay respectivamente.

La ‘roja’ salió a la cancha con una formación de 4-3-3 donde los medios eran Aránguiz, Pulgar y el ‘Rey’ Arturo mientras en la delantera abiertos por las bandas estaban Fuenzalida y Alexis Sánchez y como nueve Eduardo Vargas; los ‘incas’ tuvieron una táctica de 4-2-3-1 liderados por Paolo Guerrero como atacante, detrás de él ubicados Flores, Cueva y Carrillo.

Las acciones iniciaron en Brasil, de inmediato los ‘rojiblancos’ tomaron la tenencia del balón y apenas al minuto de juego el capitán peruano recibió el esférico a espalda de los defensas, se detuvó en seco para habilitar a Edison Flores, que iba completamente sólo, sin embargo la defensa ‘roja’ logró incomodar al jugador de Monarcas y su intentó se fue por un lado.

La tendencia continuó en el juego, Perú controlaba el medio campo con pases y mayor profundidad por los costados; aunque Chile construyó su intento con una jugada de toques rápidos de Aránguiz y Beausejour que terminó en un disparo peligroso para Pedro Gallese. No obstante los dirigidos por Gareca se veían más cerca del arco.

La Selección Peruana arrinconó a Chile sin éxito, hasta qué en el minuto 21, un centro al área de Arias fue rechazado por Vidal, pero para su mala fortuna la pelota quedó en un rival y nuevamente alzó el balón al área chilena, Carrillo peinó el centro para Flores que sacó un cañón de parte externa. Perú daba la sorpresa con el actual campeón.

La anotación afecto el juego para que se hiciera más equilibrado y trabado en medio campo, alrededor de 15 minutos no hubo acciones manifiestas de gol. Hasta que un pase muy largo sorprendió a la línea baja de Chile, el arquero de Santiago salió de su área para cortar ese balón, sin embargo, Carrillo ganó la carrera y se quitó a Arias, pasó a Yotún y, ya sin portero, marcó el segundo gol de los peruanos. Chile trató de reducir la desventaja, pero no lo logró en el medio tiempo.

Con los goles en contra, la Selección Chilena aumentó la presión en terreno ‘inca’ con mucha intensidad; a los cinco minutos de reanudación la ‘roja’ encontró su mejor acercamiento en un tiro libre cabeceado por Vargas al borde del área chica, el balón pegó en el travesaño. Los ‘andinos’ lo intentaban pero no conseguían nada .

Conforme el cuadro de Reinaldo Rueda avanzaba en sus ataques más se abrían los espacios en la parte baja; eso fue casi capitalizado por Perú en un contragolpe iniciado por Guerrero, éste dio pase a Carrillo al área grande y asistió a Yotún, pero el medio de Cruz Azul voló la oportunidad, aún el partido estaba abierto en este momento.

Los chilenos siguieron con las pruebas de cara a Gallese, con varios tiros peligrosos; el primero un tiro de larga distancia que el guardameta sacó a tiro de esquina, momentos después una perdida de balón en círculo central permitió a Vargas correr completamente solo contra el arquero, sin embargo Cristian Cueva alcanzó a incomodarlo y así el delantero ‘rojo’ estrelló su tiro en el pecho de Gallese.

El reloj avanzaba muy veloz para Chile y muy lento para Perú, los de Santiago asfixiaban a los de Lima con intensidad, tanto que los peruanos no alcanzaban a pasar el medio campo con balón controlado. Pedro Gallese se hacía figura en cada instante con grandes lances, uno de ellos ocurrió al minuto 81 con un disparo colocado a la base del poste de Alexis donde el meta peruano se puso capa de superhéroe para salvar a su equipo.

La ‘roja’ cayó en desesperación por los fracasos de cara al marco, por lo que se volvió a descuidar en zona baja; al minuto 91 Rento Tapia vio habilitado a Paolo Guerrero, el delantero ‘inca’ recibió con tranquilidad el esférico, regateó a Arías y definió el 3-0; no obstante aún no acababan las acciones ya que al 96 el arbitro silbó un penal a favor de Chile, Vargas quiso cobrarlo a lo Panenka pero Gallese no se movió. Perú daba la sorpresa y se metía a la final.