“Estamos recibiendo la caca del pasado”, fue como la titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, Ana Gabriela Guevara, definió la actual situación por la que pasa el máximo organismo estatal del deporte en México.

La actual administración de la CONADE se encuentra en el ojo del huracán gracias a varias polémicas que se han generado principalmente por las nuevas políticas de austeridad en el gobierno federal y por la herencia que el sexenio pasado dejó, según lo dicho por Ana Guevara este miércoles en reunión con la comisión de Juventud y Deporte del Senado.

Son varios los problemas que actualmente amenazan el desarrollo de los deportistas mexicanos:

Corrupción

En el mes de junio de este año, la Secretaría de la Función Pública dio a conocer que abrió cuatro investigaciones contra la CONADE por actos de corrupción: dos de ellas relacionadas con el fideicomiso Fodepar y el mal uso de sus recursos, una por usurpación de funciones y la última por un posible conflicto de intereses entre algunos de sus funcionarios.

Las becas y los apoyos a deportistas

Otra de las grandes polémicas que rodean al organismo se deriva de la reestrucuturación de fondos para las becas, los apoyos y los parámetros necesarios que necesitan los atletas mexicanos para ser beneficiarios.

Varios atletas mexicanos ya han expresado públicamente la falta de apoyos económicos o la cancelación de estos mismos para quienes ya contaban con ellos. Ante esto, la CONADE ha dicho que esto se debe a un cambio en el procedimiento de asignación de becas, pues asegura “existen deportistas inactivos que aún reciben dinero” y que los ajustes en los montos son necesarios.