El tercer Grand Slam del año ha comenzado. La Catedral del Tenis demuestra una vez más que las tradiciones seguirán vigentes en sus canchas. El deporte blanco se ha caracterizado por mantener viva la esencia que data desde su creación en tierras inglesas, el vestir de blanco.


El torneo es organizado por el All England Lawn Tennis and Croquet Club desde 1877. Una de las principales muestras de conservar las tradiciones es la de la indumentaria blanca. Año con año, la organización se encarga de supervisar que los participantes cumplan con las especificaciones del código de vestimenta.

El tenis es un deporte que inició solamente para caballeros de la clase alta, por eso se le conoció como real tennis, de ahí su denominación de deporte blanco. Este color también es vinculado como símbolo de pureza, elegancia y nobleza. Sólo siete años después se abrió una rama femenil.

Foto: Diario AS

Esta es sólo una de las tantas tradiciones que los ingleses buscan que perduren. Otras también es que el primer domingo después de haber iniciado el torneo no se dispute algún encuentro en el complejo, a menos que sean causas extraordinarias como cuestiones metereológicas. Otra de las tradiciones es la de no existencia de patrocinadores alrededor de la cancha.

De vuelta con la vestimenta blanca, también hay una teoría que respalda que con el color blanco no es visible el sudor que este deporte demanda. Esta idea se hizo para respaldar a las mujeres que, en ese entonces, eran mal vistas si sudaban en público y salvaguardar una imagen respetable. De tal manera que el comité decidió pantalón largo y y camisa blanca para caballeros y vestido largo y sombrero para las damas.

Era del todo impensable que una mujer pudiera ser vista sudando

Valerie Warren en Tennis Fashion: Over 125 years of Custome Change

Esta idea comenzó a tener mayor relevancia en la década de 1960. Se aprobó con la concepto de hacerle una contraparte a otros torneos de diferentes países, en específico, el Abierto de Estados Unidos.

La difusión de la moda a finales del milenio pasado provocó que, en 1995, el tenis se volviera más estricto, en específico, en Wimbledon. Esto debido a la rebeldía del jugador estadounidense André Agassi que se negó a participar en el torneo en tres ocasiones por no estar de acuerdo con la tradición.

Foto: Eurosport

Para 2015, la tenista canadiense Eugenie Bouchard, fue penalizada por la organización, ya que en un juego portó un sostén negro debajo de su uniforme blanco. Un año antes, Roger Federer, en su partido de primera ronda venció en tres sets a su rival, pero lo que llamó la atención fue la suela, naranja fosforecente, de sus tenis. El suizo recibió una sanción y se le exigió que para el siguiente partido modificará ese detalle.

Foto: Teletica

Los competidores deben vestirse con un atuendo acorde para el tenis que es completamente blanco y esto se aplica desde el momento en el que el jugador entra en los alrededores de la cancha

Código de Vestimenta de Wimbledon

Fue por esta razones, por la cual el Comité Organizador emitió un decreto con 10 puntos que todos los jugadores deben seguir.

Código de Vestimenta Wimbledon

Para Wimbledon, y en especial para los ingleses, es de suma importancia preservar las tradiciones del deporte blanco. Para ellos, es un deporte de caballeros y damas, ya que otra idea que perdura es mencionar a los jugadores como Mr. o Mrs. (Señor y Señorita) después el apellido del competidor, a diferencia de los demás torneos que sólo mencionan el apellido.

Anuncios