México y Estados Unidos se verán las caras esta noche en el Soldier Field de Chicago, lugar donde los aztecas buscarán su octava Copa Oro, mientras que el conjunto local espera empatar al ´tri´en 7 trofeos por bando.

Caminos distintos

La Selección Mexicana ha tenido un camino de altibajos. El equipo de Gerardo Martino comenzó su andar goleando 7-0 a Cuba, pero al avanzar el torneo, se le complicó enfrentar a Martinica y se llegó hasta los penales con Costa Rica, mientras que en semifinales eliminó a Haití en tiempos extra.

Es la mejor ofensiva del torneo, pero la zaga se ha visto doblegada con facilidad y, gracias a ello, el guardameta Guillermo Ochoa se posiciona como la figura del equipo.

Por su parte, Estados Unidos esperanza sus posibilidades en el fichaje estelar del Chelsea: Christian Pulisic, hombre que a temprana edad lidera al conjunto norteamericano, mismo que ha venido incrementando su potencial y que sólo ha recibido un gol en todo el torneo. La poca experiencia puede ser un factor en contra, pues muchos de los integrantes no tienen conocimiento de cómo vencer a México en una final.

Soldier Field, malos recuerdos para los mexicanos

En el 2007 se jugó la final en el estadio de Chicago. La calca de esta edición presentó un potente Estados Unidos liderado por Landon Donovan, mientras México de Hugo Sánchez esperanzaba sus oportunidades en un equipo prometedor.

A pesar de que el tricolor comenzó ganando con gol de Andrés Guardado, Landon Donovan se encargó de encontrar la solución en el segundo tiempo y le entregó el cuarto título de Oro a su selección en la historia.

Estados Unidos y México se miden esta noche a las 20:00 horas del centro de México.

Anuncios