Foto: Femexfut

Un nuevo año futbolístico inicia el próximo viernes en la Liga MX, uno de los llamados ‘cuatro grandes’ busca bordar una nueva estrella para su escudo, Cruz Azul quiere su noveno trofeo. Sin embargo es de todos conocido el sufrimiento que la ‘máquina’ tiene cada semestre durante sus fracasos.

Para este apertura el conjunto de la Noria tiene uno de los mejores plantes de la liga mexicana; en todas las líneas (desde el arquero hasta los ‘nueves’) el equipo ‘cementero’ tiene de los mejores futbolistas del país. Además el proyecto de Pedro Caixinha luce sólido y tiene la confianza de su directiva, con todo ¿Logrará romper el apodo de ‘eterno subcampeón’?

Para comenzar Cruz Azul resolvió un grave problema, durante los últimos años (antes de la llegada de Caixinha) los ‘celestes’ caían en la mala costumbre de no llegar a la liguilla, no obstante con el portugués en el banco la situación es diferente, ahora la costumbre es jugar bien al balón y estar en los mejores ocho del torneo, con Pedro encontró un estilo de juego.

Otro punto fuerte es la plantilla ‘azul’, en primer lugar está el veterano J.J. Corona que siempre es una seguridad bajo los tres palos, tiene al mejor central de la Liga MX en la figura de Pablo Aguilar junto a Lichnovski, en la media cancha un cuentan con un integrante del mejor XI de la Copa América 2019 con Yoshimar Yotún y en la delantera Caraglio.

Además los refuerzos adquiridos en el verano por la ‘máquina’ son de gran calidad, el primero Guillermo Fernández proveniente del actual campeón de Argentina, el Racing de Avellaneda; este futbolista sudamericano se desempeña como media punta, con el número 10 en la espalda por lo que puede darle a Cruz Azul el fútbol que necesitan. Mientras la segunda incorporación se trata de un central paraguayo con el nombre de Juan Escobar.

Ahora bien, durante los juegos recientes de pretemporada los ‘cementeros’ tuvieron un desempeño “irregular”; los resultados en juegos amistosos fueron dos empates a cero y una derrota 5-2 contra Zacatepec. No obstante en la final oficial de la Supercopa MX, Cruz Azul realmente pareció una ‘máquina’ frente a Necaxa, dominó el partido de principio a fin y los aplastó 4-0. Con esto las ilusiones se recargan nuevamente.

Los aficionados de Cruz Azul pueden creer en este equipo, tiene solidez a días de empezar un nuevo intento. Sin embargo aún no pueden tener la certeza de ser amplios favoritos para levantar la corona; porque los ‘cementeros’ tienen que vencer primero a sus propios fantasmas en la ‘fiesta grande’ y llegar con su mejor forma posible.

Anuncios