A un año de los Juegos Olímpicos, Lima 2019 será un preámbulo de los atletas americanos que podrían destacar en la máxima justa deportiva.

Clasificación a Tokio 2020

Uno de los atractivos que tendrán los Juegos Panamericanos será la entrega de plazas olímpicas para algunas disciplinas. México buscará superar la bochornosa actuación que tuvo en Toronto 2015 y, de esta forma encontrar un sitio en la gloria del continente.

La natación artística, los clavados, atletismo, entre otras, son las que otorgarán un sitio en el evento del 2020.

Deportistas a seguir

Sorprender al mundo a nivel internacional y contar con atletas de élite en la competencia del continente tiene mucho que ver con el seguimiento de los juegos de Lima 2019. El luchador grecorromano multicampeón en la disciplina y abanderado cubano, Mijaín López, será una de las figuras a seguir.

La campeona olímpica, Caterine Ibargüen, buscará aclarar que en el salto de longitud solo hay una favorita y es la colombiana. Un deleite ver a la cafetalera, quien deberá dominar la prueba en Perú.

El estadounidense Justin Gatlin también estará en el atletismo panamericano. Con basta experiencia y una gran velocidad, la prueba de 100 metros planos será su sitio cotidiano.

Una inversión multimillonaria

Más allá del poco ruido que ha denotado Lima como sede, el invierno que golpea duro Sudamérica y el incentivo temeroso sobre la afición, el dinero invertido en la infraestructura del certamen se acerca a los 400 millones de dólares, mismos que el gobierno de Perú busca que no se desperdicien, sino, posterior al evento, crear programas deportivos que alienten a ocupar todos los recintos.

Lima traerá consigo la esperanza del crecimiento latinoamericano, el interés de las plazas olímpicas y un constante rodar de los deportes en suelos incas.

Anuncios