El futbol actual ha orillado a ser un apostador. Muchas veces los fichajes de Vinícius Jr. por 45 millones o Joao Félix por 126 millones son “inversiones” a grandes plazos para ganarle tiempo al sensible mercado. Hay todo tipo de irrupciones que hacen que los clubes saquen las chequeras para dar un golpe sobre le mesa y buscar competir ante cualquier inercia deportiva frente a los grandes. No es casualidad, que en la última temporada hayamos visto cifras históricas para algunas instituciones que ejecutaron su venta más cara en la historia como el propio Benfica, Flamengo, Niza, Frankfurt, Altético de Madrid y PSV,

Más allá de los precios que circulan en este verano, se encuentra justificada por un rendimiento deportivo superior a la media. En los últimos dos años, Hirving Lozano ha encontrado la red en 34 ocasiones, dando 16 para gol durante su estadía en Eindhoven. Dígitos dignos de cualquier jugador que aspire migrar a una de las grandes cinco ligas. El destino del extremo mexicano es Nápoles, tierra cinematagráfica por casi una herencia pasando por Cinema Paradiso o Viaje al Centro de la Tierra.  El pago fue realizado por Aurelio de Laurentiis, productor de cine y presidente del nuevo club al que embarca Lozano. Como si se tratase de una película, la nueva estrella ha sido el traspaso más caro de la institución, pero ¿qué tanto aportará el mexicano a la Serie A y a Ancelotti?

Di Laurentis
Aurelio Di Laurentiis, presidente del Napoli. Vía Canal 3

Carlo Ancelotti la campaña anterior mandó al verde un 4-4-2 con extremos distintos en ambos flancos. Existía mucha rotación de jugadores. Insigne, oriundo de Nápoles, se encargaba de activar su diagonal para lanzar al segundo poste, ya sea para Milik o para el extremo español, José María Callejón. Amin Younes es un extremo más enfocado a la finalización, como Lozano, pero sin tanto esfuerzo físico y de mayor regate en espacios cortos. Por último Fabían Ruiz, que en transición ofensiva conducía de manera pletórica gracias a su gran zancada para ganar metros a su equipo.

En el costado derecho, la baraja es un poco más reducida y es donde, a priori, veríamos a Lozano. Callejón con más de 31 años a su espalda físicamente le puede pasar factura tantos minutos en Serie A, Champions y Copa Italia. La función del ex madridista es atacar el segundo ponte para finalizar la jugada. Adam Ounas es el otro jugador por ese costado. El argelino se enfoca en la conducción y busca el mano a mano por la velocidad y el regate que posee, sin embargo no genera los registros suficientes para ser titular con el técnico italiano.

Lozano llega como una inversión a futuro. La decadencia de Callejón es clara y será su sustituto por más de 42 millones de Euros. El mexicano se enfocará más en terminar las jugadas por banda diestra, contrario a lo que venía practicando de manera más continua con Van Bommel en Holanda. El mecanismo más utilizado por Maurizio Sarri en su estimulante periplo en San Paolo fue el lanzamiento de Insigne a Callejón. Ahora, Ancelotti buscará repetir la misma dinámica, pero con Lozano recibiendo con mayores matices, ya sea al pie (por su gran capacidad para recibir en el pico del área) o al espacio que es donde lo ha llevado hasta el viejo continente.

Las aspiraciones que el nuevo proyecto del Napoli son muy grandes; desde el fichaje de Manolas, uno de los centrales más caros de Italia y ahora, con Lozano, su compra más cara, el objetivo será derrocar a la tiránica Juventus de sus siete años consecutivos de reinado. Se espera que Hirving inicie al ritmo de sus demás compañeros, pero que poco a poco, rinda como el fichaje más caro del club napolitano.

 

Anuncios