Opinión

El periodista deportivo es una especie endémica

Los medios de comunicación son una industria de impacto social. La generación de información o desinformación a la población es latente, el consumo de contenido superficial y que pierde la brújula en su camino es una constante que ha desvirtuado el mundo de los deportes y lo que se procesa dentro de sí.

Veía ESPN hace unas noches para empaparme del análisis del México contra Argentina, cuando David Faitelson y Francisco Gabriel de Anda se atacaron con temas personales y descalificaciones de uno a otro dejando de lado el tema en mesa para, vergonzosamente, obligar a la producción del programa a cortar el episodio luego se subir de tono con los insultos.

Cuando comencé en este oficio mi aspiración fue pertenecer al líder mundial en deportes. Hoy dudo de ello, pues el significado de hacer periodismo se ha degradado en los shows de televisión; hoy se busca el raiting y no la calidad de la información, el crear conflictos y no análisis serios, porque deja mucha más audiencia y hace tendencia en redes sociales la pelea de dos panelistas más que la derrota de México de 4-0.

No estamos aquí para disfrazar el periodismo, para enmascararlo o para secuestrarlo, estamos para cumplir una función social que es la de informar, la de criticar y la de transparentar que acontece en la rama elegida. Hoy más que nunca los deportes están sobajados.

Sería injusto meter en la misma bolsa a cada persona que informa a través de la televisión, pero ¿con qué cara nos quejamos de que el futbol en México es meramente negocio si los medios de comunicación hacen lo propio en su nicho? Se deja de lado lo que nutre en la conciencia social, en la población y lo que podría dejar semillas para el futuro y los cuestionamientos, por la comodidad de fabricar talks shows.

Tales no son periodismo. Son… otra cosa, espectáculo, lucro, manipulación de la información o (incluso) “accidentes”, pero el periodismo es otra cosa; es informar, interpretar y opinar, no formar guerrillas de papel.

Por ello los verdaderos investigadores, los verdaderos buscadores de lo oculto, los que se empeñan en dejar huella y juicio social, ésos, en los deportes, en una materia con tanta tela para cortar pero con muchos intereses por ocultar, están en extinción, son una especie endémica que ha sido despojada de su identidad por compadres del poder y la retórica. Hagámosle un favor como lectores o audiencias: salvemos a esa raza endémica llamada periodistas deportivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: