En el arranque de la Jornada 1 de fase de grupos en la UEFA Champions League, Napoli recibió en casa al vigente campeón de la justa, el Liverpool de Inglaterra, quien nunca ha logrado anotar, mucho menos llevarse la victoria, en esta cancha. Esta fue la tercera ocasión en la que los ‘Reds’ visitaron San Paolo, en Nápoles.

Este fue el once con el que arrancó el local:

A su vez, Liverpool arrancó de la siguiente manera; solo dos cambios en la alineación presentada en la final de la UCL en Madrid 2019:

En el arranque del primer tiempo, los ‘Reds’ se lanzaron en ofensiva, sin embargo, el repliegue y orden defensivo napolitano fueron clave en la limitación de la ofensiva visitante.

Asimismo, los guardametas asumieron protagonismo con las primeras acciones de peligrosidad para mantener en ceros el marcador. Por una parte, Meret logró atajar un potente disparo de Mané que por poco se escapaba por debajo de las piernas para la primera anotación; por otra parte, Adrian, que sustituyó a Alisson por lesión, también tuvo intervenciones importantes que mantuvieron el mismo marcador.

El partido fue duro, veloz, muy físico y balanceado. Fue hasta la parte alta de la segunda mitad que el local logró dañar el arco rival. Al minuto 81′ , Mertens cobró de forma correcta desde los 11 pasos y puso el marcador parcial de 1 por 0 sobre el campeón.

En el útlimo respiro del partido, Liverpool buscaba empatar el encuentro para regresar con un punto a casa, sin embargo, un error a la defensiva terminó dándole a los locales la oportunidad de amarrar la victoria. Al minuto 90+2, Fernando Llorente aprovechó la distracción y, con total tranquilidad, definió cruzado para poner el marcador final de 2 a 0.

Anuncios