Con 21 años de edad, Alexis Ernesto Vega es un jugador forjado en las inferiores del Club Deportivo Toluca, equipo con el que logró anotar 15 goles en 43 encuentros como titular en Primera División. Tras su “éxito” con los ‘Diablos’, llegó a las instalaciones de Verde Valle, en Guadalajara, como flameante refuerzo, sin embargo, ha quedado a deber con Chivas y por mucho.

Foto: Marca. Alexis Vega es presentado como nuevo refuerzo de Chivas de cara al Clausura 2019

Su primeras ‘dianas’ con los ‘Escarlatas’ las consiguió en la cancha del Nemesio Diez en 2016 ante Liga de Quito, en un compromiso de Copa Libertadores y al anotarle doblete a Veracruz en la liga local. Ese mismo año también despachó a Necaxa y a Lobos BUAP con un tanto respectivamente.

Foto:Eldirariodechihuahua. Alexis Vega festeja tras anotar con Toluca

De manera inesperada, al año siguiente (Apertura 2017) no tuvo mucha actividad, pues sólo figuró en tres ocasiones en el once titular, de los ocho compromisos en los que participó. Ya para el Clausura 2018 mostró su mayor despliegue futbolístico al convertirse en un hombre primordial sobre el campo.

Fuente: TUDN. Gol de Alexis Vega a Chivas durante el Apertura 2017

El número 7 del Toluca le marcó un golazo a Chivas en su visita a la capital mexiquense, cepilló a los ‘Rayados’ de Monterrey y convirtió su segundo doblete en contra de Mineros en la Copa Mx. En la segunda mitad de la temporada, en el Apertura 2018 se soltó y fue sensación en el futbol mexicano.

Una vez más vacunó al ‘Rebaño’, le marcó a Tijuana, repitió festejo ante Necaxa, le anotó a los ‘Gallos Blancos’ de Querétaro, al América en el Estadio Azteca y dejó huella en aquellos Cuartos de Final ante las ‘Águilas’, al meter, quizás, su mejor gol en lo que va de su carrera.

La gran apuesta de Chivas

Llegó entonces el gran salto para Vega en Primera División, se le presentó la oportunidad de ir a uno de los equipos más grandes a nivel nacional y de los más conocidos por todo el mundo, el doce veces campeón y el conjunto que sigue fiel a su filosofía de jugar con puro mexicano, las Chivas.

Eso sí, muy bonita la idea hasta que se pusieron las cartas sobre la mesa; 9 millones de dólares y con 20% de las ganancias si es que, en un futuro, Vega fuera a Europa, fue como la directiva del Toluca se pronunció ante el cortejo de las Chivas por su “estrella”.

No me explico de dónde Alexis Vega vale 9 millones de dólares, pues es un jugador que si bien fue sensación hace un año, no sabe lo que es ser campeón en el máximo circuito, ni de liga ni de goleo individual.

Vega fue anunciado como tercer refuerzo para el Clausura 2019, detrás de Dieter Villalpando e Hiram Mier, a petición del mismo técnico que lo debutó, el paraguayo José Saturnino Cardozo y durante la misma administración de José Luis Higuera como CEO del club y de Amaury Vergara como vicepresidente.

Para ser concretos, Vega ha marcado en siete ocasiones en 24 partidos como ‘rojiblanco’. Cinco de los goles han sido en torneo de liga: aquel 16 de febrero donde consiguió su único hat-trick en el estadio Akron en el clásico tapatío, con el que Chivas se alzó 3-0 en el marcador y un tanto más casi tres meses después en el “Volcán” cuando el chiverío cayó 1-2 ante los ‘Universitarios’.

Foto: Otropaisnoticias. Alexis Vega festeja su hat-trick ante Atlas en el Clausura 2019

El otro par de goles los consiguió recientemente ante Santos, pero en la Copa Mx, ese torneo de chocolate con el que según se busca aumentar el nivel y la competitividad local, pero siendo sincero, la Copa Mx importa poco. De asistencias ni hablamos, pues no ha sumado ni una, entonces ni aporta con goles, ni es de mucha ayuda para sus compañeros.

Con Cardozo y Coyote disputó 14 juegos como titular. Luego de la novela del adiós del guaraní y la humillación hacia Alberto Coyote, Tomas Boy ocupó el banquillo, en un principio por 3 jornadas (hasta que acabara el torneo), cuando estaba más que cantado que Tomás tomaría las riendas del equipo por su experiencias con equipos en peligro de descender.

Con la llegada de “El Jefe” Boy, se sumaron las incorporaciones de Briseño, Rodríguez, Alanís y de Oribe Peralta, éste último fue anunciado como el de mayor peso para el equipo, pero fue el menos aceptado y recibido por la afición. Boy expresó en varias ocasiones su agrado por el juego de Oribe y daba a entender que, inicialmente, le daría la confianza y el lugar en el terreno de juego.

Entonces, ¿quién se sacrificaría para cederle lugar al oro olímpico? Obviamente no sería Alan Pulido, por tener más tiempo con el club, haber sido pieza importante para haber conseguido último título de liga para Guadalajara y el haber peleado en varias ocasiones el título de goleo.

Foto:Elfutbolero.

Se priorizó experiencia sobre juventud y Vega se quedó en la banca en varios partidos al inicio del Apertura 2019. Fue en la jornada 5 donde descontó en la derrota de Chivas en el Nou Camp, cuando visitó a León. Ahora, 4 fechas después volvió a ser el protagonista al anotarle, por segundo partido consecutivo al Atlas, ese gol que significó 3 puntos en la lucha por no descender y que trascendió (al igual que los del torneo pasado) por la rivalidad entre ambos equipos.

Sólo él sabe cómo quiso festejar, si de verdad su short se bajó accidentalmente más allá de su cintura en un intento por desfajarse, o si lo hizo intencionalmente. Lo innegable es que no se puede vivir de tan poca efectividad en bastante juegos, repito, 7 goles en 24 partidos, ah, y 4 de esos festejos han sido contra el mismo rival.

Tras el juego y el festejo, Alexis Vega deberá hacer frente a la sanción económica de hasta 1,500 salarios mínimos, por haber violado el artículo 26 del reglamento de la liga, en el que su acto califica como conductas, gestos o ademanes excesivos, inapropiados, obscenos, ofensivos, groseros o francamente antideportivos.

¿Es ideal que lo que se recuerde más de Alexis Vega con Chivas sea un festejo con o sin intención y un partido donde le metió tres goles al Atlas?…espero me calle la boca en lo que queda del torneo y que de verdad sea protagonista jornada a jornada, batalla a batalla, no cada 3 o 5 meses.