Los Bravos de Juárez vencieron a los Tiburones de Veracruz en el cierre de la fecha 10 de la Liga MX. El Estadio Olímpico Benito Juárez fue testigo de la tercera victoria de Juárez en su aventura por el primer circuito del fútbol mexicano, los locales derrotaron 2-0 a los escualos, que no ven fondo en su caída.

En el campo de juego sólo hubo un equipo, los Bravos. Los dirigidos por Gabriel Caballero fueron dueños del partido desde el pitido inicial, Veracruz fue un equipo sin ganas, chato al ataque y pobre en la creatividad.

Juárez materializó su ventaja al minuto 23, cuando una mala salida fue bien aprovechado por los locales. La zaga veracruzana intentó salir tocando pero el balón fue robado por Darío Lezcano, que de inmediato se acomodó y sacó el disparo que terminó en el fondo de la portería.

Diez minutos después, un gol que fue anulado en primera instancia fue posteriormente revisado por el VAR y finalmente fue validado por el árbitro.

La intervención de un defensa escualo había sido interpretado como fuera de lugar, en la que Sagal aprovechó y encaró hacia la portería, recortó a un defensa y remató con decisión para aumentarla ventaja del cuadro fronterizo.

Para la segunda mitad la tónica fue la misma, Bravos tuvo las más peligrosas, mientras que Veracruz fue inoperante aún con el balón en posesión.

En el minuto 58, una jugada en el área de Sebastián Jurado fue interpretada como penalti por el árbitro, la jugada fue auxiliada por el VAR, en su segunda aparición de la noche, y la pena máxima fue anulada para suerte de los visitantes.

El resto del tiempo, no pasó más en la cancha del Benito Juárez y los Bravos consiguieron su tercera victoria en lo que va de torneo y en su historia en primera división.

En la próxima fecha, a mitad de semana, Juárez recibirá al América que urge de una victoria, mientras que Veracruz visitará la Comarca Lagunera para enfrentar a Santos.

Anuncios