La función de un periodista es la crítica y la puesta en escena de las problemáticas sociales para que la población juzgue, sin embargo, desde mi humilde perspectiva me atrevo a decir que también debemos destacar cuando algo se hace bien.

México es un país de costumbres arraigadas y cerrado al cambio, a la creación de nuevas pasiones dentro del deporte y desapegarse del futbol. En realidad no está mal, lo que sí es un universo totalmente a parte es la manera en que las cosas se desarrollan.

Foto: Especial

Es difícil cuestionar la organización que Mextenis presenta en cada evento que ofrece. La logística, la calidad de tenistas, el trato al aficionado y a la prensa, son dignos de un primer mundo que el país había olvidado merecer. Con Raúl Zurutuza al mando, también se ha logrado que un deporte comúnmente abordado por las élites mundiales se ponga a disposición de los fanáticos nacionales.

Con Acapulco pidiendo a gritos el upgrade a Masters 1000 y Los Cabos a 500, la ATP voltea cada vez más a un terreno fértil para progresar en América Latina, donde se ha demostrado que es posible tener eventos de talla internacional y de gran escala deportiva.

Foto: Especial

La llegada de Roger Federer a México no es casualidad. Según José Antonio Fernández, director del Abierto Los Cabos, el tenista suizo entró en negociaciones con la organización desde hace cuatro años; con ello es posible ver que no sólo se trata de generar dinero, sino de externar un espectáculo verdadero a la afición mexicana, pues no se buscó a uno de los mejores del mundo, sino particularmente al mejor de la historia.

Foto: Especial

Como aficionados o periodistas, es momento de darse cuenta de lo que se vivirá el 23 de noviembre en La México, se trata del evento más importante en la historia del tenis en nuestro país, no sólo se presenciará al mejor en la historia del deporte blanco, sino al futuro mejor del mundo.

Foto: Especial

Los pasos sólidos que da Mextenis en su desarrollo y el crecimiento de la raqueta son claves para presentar un momento único y esperanzar el futuro, donde las playas nacionales serán testigo, pronto, de los mejores torneos a nivel mundial.

Anuncios