En la semana 5 de la NFL, Green Bay venció por 34-24 a Dallas en el AT&T Stadium en una tarde de ensueño para Aaron Jones que consiguió cuatro anotaciones. Ambos equipos llegaron a este encuentro con marca de 3 ganados, 1 perdido. La rivalidad por excelencia de la Conferencia Nacional fue dominada por la ofensiva de los Packers.

La primera jugada grande del partido llegó en la primera ofensiva de los Cowboys, Amari Cooper no logró capturar un balón que iba ligeramente retrasado y que fue interceptado por Jaire Alexander.

La intercepción le costó a Dallas los primero puntos, pues los Packers aprovecharon el turno a la ofensiva para marcar los primeros puntos del juego. Aaron Jones en una jugada por tierra corrió 18 yardas para la anotación, la patada del punto extra fue buena y con ello el 7-0 en el marcador.

La línea ofensiva de Green Bay fue la gran dominadora, a segundos de finalizar el 1° cuarto Aaron Jones consiguió su segunda anotación en el partido y la sexta personal en lo que va de campaña. Así, de nueva cuenta por vía terrestre, los Packers se pusieron 14-0.

En el segundo cuarto y con menos de 4 minutos por jugar, una nueva ofensiva de Green Bay fue bien liderada por Aaron Jones que le dio el primer y gol a su equipo a base de varios acarreos. La defensiva de los Cowboys aguantó el ataque de Rodgers y compañía, y obligó a los Packers a irse hasta la cuarta oportunidad. Mason Crosby hizo bueno el intento de gol de campo de 20 yardas y puso el 17-0.

Para la segunda mitad, en la primera serie ofensiva de los Chesseheads en el 3° cuarto lograron la anotación. Aaron Jones una vez más entró a la zona de anotación después de un acarreo de 5 yardas; 24-0.

En el turno de los locales se recortaron distancias con un gol de campo de Brett Maher, pero de poco o nada les sirvió porque de inmediato la ofensiva de los Packers se adentró en el terreno de los vaqueros, consiguió el primer y gol y cómo no, Aaron Jones hizo su cuarta anotación del partido; 31-3.

Esperanza para la Estrella solitaria

Con 2 minutos en el reloj del tercer cuarto, Dak Prescott por fin fue factor, lanzó un pase largo para Michael Gallup que recepcionó de buena manera y aunque lo presionó un defensivo, entró a la zona de anotación: 31-10. Había una ligera esperanza para los de Jason Garret.

Ya en el último cuarto del partido, Dallas volvió a recortar distancias con una carrera corta de Ezekiel Elliot; 31-17. Las siguientes series de Green Bay fueron un desastre, pero el equipo texano no pudo aprovechar por las imprecisiones de Prescott.

Packers consiguió un respiro al hacer bueno un intento de gol de campo de 34 yardas cortesía de Mason Crosby, pero ni con esto lograron cortar el buen ritmo que llevaban los locales. Prescott soltó el brazo en un gran pase a Amari Cooper que hizo una enorme carrera hacia la zona de anotación: 34-24.

Con dos series ofensivas de ventaja, los Packers comenzaron a quemar tiempo en el reloj. Todavía Dallas tuvo un gol de campo pero Maher lo mandó fuera y con esto acabó con las esperanzas de su equipo.

Así, Green Bay venció 34 a 24 a Dallas con una gran actuación de Aaron Jones que hizo 4 anotaciones, 8 en total en lo que va de la temporada, sin duda su mejor partido hasta ahora. Cowboys ligó su segunda derrota consecutiva.

Anuncios