Saltar al contenido

Los gigantes desterrados de Europa

La élite de Europa extraña a dos clubes grandes del ‘viejo continente’: un gigante de Inglaterra que marcó una época, máximo ganador de la Premier League, el otro un conjunto digno del Imperio Romano, uno de los protagonistas de la mejor final de Champions League de la historia con el ‘milagro de Estambul’; hablamos del Manchester United y el A.C. Milán, dos históricos cuyo presente dista de su historia.

Foto: Depor

Ambos equipos viven una actualidad de terror; en la Premier los red devils experimenta su peor arranque desde hace 20 años, con apenas 9 unidades en ocho juegos, lo que los ubica en el doceavo puesto; los italianos suman la misma cantidad de puntos pero con 7 partidos en la temporada. Además ambos equipos se encuentran fuera de la mejor competencia de Europa.

Sin embargo esta situación con Manchester United y Milán no es nueva, puesto que desde hace varios años ambas plantillas se han alejado del top de sus ligas. Los ‘británicos’ no ganan una liga desde 2013, desde entonces solo una ocasión finalizó en los primeros tres lugares; los rossoneri no clasifican desde la temporada 2013-2014 a Champions League. ¿Que ha pasado con estos titanes del ‘ viejo continente’?

Foto: AC Milán

En el caso de los red devils su derrumbe se puede definir en un momento clave: la salida de Sir Alex Ferguson. El retiro del escocés provocó un efecto domino en la institución inglesa, puesto que coincidió con la partida de las máximas figuras del MU, desde ese momento han pasado 5 técnicos por el banquillo de Old Trafford sin los resultados esperados.

El motivo por el cual los entrenadores no generan los mismos productos que Ferguson tiene su origen en la ausencia de identidad con el club, salvo Giggs y Solskjær. Los 3 técnicos restantes, David Moyes, Louis Van Gaal y José Mourinho no tuvieron en su ADN los genes de Manchester, pues su estilo de juego no se adoptó con la ideología de los ingleses.

No obstante, ¿cuál es esa ideología? Con Sir Alex el club se destacó en ser un formador de jugadores, en futbolistas hechos en las filas del club o, en su caso, a elementos jóvenes de otros clubes sin tener una carrera exitosa o famosa, para pulirlos con el talento de Ferguson; los ejemplos sobran en los 26 años del escocés en el banquillo: Schmeicel, Giggs, Scholes, Neville, Beckham, Van Nistelrooy, Ferdinand, Rooney, Cristiano Ronaldo, Vidic, entre otros más.

La última Champions League de Manchester 2007-2008 Foto: Especial

En todo el tiempo del reinado de Ferguson, la transferencia más cara correspondió a Río Ferdinand en 2002 con 46 millones de euros; sin embargo desde el 2013 el costo de los fichajes aumentaron exponencialmente; llegadas como las de Paul Pogba (105 mde), Ángel di María (75 mde), Romelu Lukaku (84 mde) y Harry Maguire (87 mde) se alejan de los montos de años anteriores. Además los frutos de estos jugadores fueron pobres, porque dos de estos ya no están con los devils.

El Manchester United cayó en la tónica de los equipos emergentes de los últimos tiempos, el modelo de Manchester City y PSG donde se buscan los títulos a partir de billetazos en el mercado y conseguir las mejores figuras disponibles. Sin embargo tanto cityzens como ‘parisinos’ no llegan a los resultados que desean, al igual que los reds.

Por su parte los italianos tienen una historia parecida, el técnico con el que consiguieron una década de logros fue Carletto Ancelotti, el técnico tuvo un periodo de 8 años desde 2001con un palmarés de dos Champions League, con su salida en 2009 una crisis en el banco nació en la institución de Milán.

Última Champions League de Milán 2006-2007 Foto: Especial

De la misma manera la salida de jugadores históricos coincidió con la partida de Carletto, desde el eterno capitán Paolo Maldini, hasta figuras como Gatusso, Seedorf, Shevchenko, Izaghi, Nesta, Pirlo o Kaka. La mayoría de aquellos nombres desaparecieron en 2009 y los restantes en 2011, fue en aquel momento cuando Milán se desvaneció poco a poco.

Pero, a diferencia de Manchester, los rossoneros no apostaron por la inversión fuerte, sino en compras arriesgadas de jugadores que podían crecer combinado con elementos probados en el fútbol europeo. Por pruebas evidentes, el modelo tampoco funcionó pues tienen 6 temporadas desaparecidos de Europa.

Por lo tanto, como ingleses e italianos comparten la raíz de la problemática: la carencia de jugadores hechos en casa, de elementos identificados con la camiseta, comprometidos con la institución y la afición, que aporten algo más allá del profesionalismo común de cualquier futbolista, es decir, el amor por el club; lo que hace falta para Manchester United y A.C Milán es la formación de nuevos ídolos.

Francisco Mena Sosa Ver todo

Estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, estudiante de periodismo y amante de los deportes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: