La Liga Nacional de Fútbol Americano, en su edición de jueves por la noche de la semana 6 de la temporada 100, nos presentó una nueva edición del Super Bowl XLII y XLVI entre los Gigantes de Nueva York y los Patriotas de Nueva Inglaterra. En esta ocasión el escenario fue distinto, Tom Brady y Bill Belichick llegaron con récord de 5-0, mientras que los de la Gran Manzana lo hacían sin Eli Manning en la formación titular con dos victorias por tres derrotas.

En la segunda jugada del partido, Tom Brady encontró a su válvula de escape Sony Michael para rebasar a Peyton Manning y ponerse como el segundo mariscal de campo con más yardas aéreas en la historia. Sólo por detrás de Drew Brees con 74, 845 yardas.

John Simons, linebacker de los Patriots, interceptaría un pase desviado de Daniel Jones para recuperar la posesión del balón y colocarse cerca de la yarda 40 del equipo rival. Pero en la siguiente jugada, el safety Janori Jenkins de los Gigantes sería el encargado de recuperar el ovoide con una intercepción a Tom Brady.

Antes del término del primer cuarto, los Patriotas de Nueva Inglaterra se harían presente en el marcador con un punto bloqueado, donde el defensivo Chase Winovich recuperaría el balón para la primera anotación del partido.

Cerca de la mitad del segundo cuarto, el mariscal de campo novato, Daniel Jones sería presionado y tenía que salir de la bolsa de protección, y al verse apurado lanzó un pase desesperado mismo que el defensivo Duron Harmon interceptaría y hacerse de la posesión hasta la yarda 20 del campo rival. En esa serie , los Patriots ampliaron la ventaja para ponerse 14-0.

Para la siguiente serie ofensiva del equipo de Nueva York, el quarterback Daniel Jones soltaría todo su brazo derecho para encontrar a Tate que anotaría después de 64 yardas y hacerse presente en el marcador.

Las cosas no pintaban bien para Brady y compañia, el cual fue capturado por Carter en su ofensiva cerca de la yarda 43 de su campo y el defensivo Golden tomó el balón para llevarlo a la zona de anotación e igualar el marcador 14-14.

Los New England Patriots retomarían la ventaja antes de finalizar la primera mitad. Después de una serie ofensiva de 75 yardas con un poco más de cuatro minutos, fue el mismo Tom Brady quien haría la personal con una corrida de una yarda y adelantar a su equipo 21-14.

En la primera ofensiva del tercer cuarto, los Patriots darían rumbo al partido con otra intercepción. Ahora el esquinero Gilmore obtendría el balón tras un pase retrasado del mariscal de los Gigantes.

Por un poco más de ocho minutos por jugar, el corredor de los de Nueva York, Jamie Collins recibió un fuerte impacto de la linea defensiva de New England para perder el ovoide. Fue Kyle Van Noy quien recuperó el balón y lo llevaría a la zona de anotación para poner el marcador 28-14 con el punto extra.

Sería Tom Brady quien amplió la ventaja una vez más, después de, nuevamente, hacer la jugada personal de una yarda para poner el marcador final de 35-14. Con esta antoación, el quaterback de Patriots llegó a su tercera anotación por tierra en lo que va de la temporada.

Con esta victoria, Brady y compañia se ponen 6-0 y siguen siendo uno de dos invictos en la liga. La próxima semana jugarán en horario estelar del lunes ante los Jets de Nueva York. Por otra parte, Los New York Giants, con récord de dos victorias y cuatro derrotas recibirán a los Cardenales de Arizona.