Con Valtteri Bottas como ganador y Lewis Hamilton en el tercer puesto, Mercedes se quedó, por sexto año consecutivo, con el campeonato de Fórmula 1.

Una carrera accidentada

Luego de que se pospusiera la clasificación por la fuerza del tifón Hagibis, la carrera de esta noche era una incertidumbre. Después de un retraso, arrancaron los motores en el circuito oriental y, con un Hamilton hambriento por separarse en la punta, la diferencia se vio marcada desde el inicio, pues el inglés dejó atrás los retos que imponía haber entrado en el cuarto sitio y, sin grandes problemas con los neumáticos se fue al frente.

La disputa fue intensa cuando Bottas rebasó a Vettel y a su coequipero, arrancando el primer puesto para ya no soltarlo. Entonces, la segunda posición sería una carrera nueva, donde el Ferrari y el Mercedes se entregaron; la disputa la ganó el alemán, quien con neumáticos desgastados generó una estrategia de resistencia y se impuso en el segundo lugar.

No sólo eso fue importante para Vettel, sino dejar atrás a Charles Leclerc, su compañero que venía haciendo las cosas bien. Una dupla que promete competir por el constructor la siguiente temporada.

El mexicano Checo Pérez arrancó en la posición 17 y una gran carrera le entregó la onceava plaza, misma que disputó palmo a palmo con Nico Hulkemberg. En la última vuelta, el jalisciense se metió a la novena posición, pero un contacto con Gasly lo dejó sin puntos.

La siguiente parada del tour será la Ciudad de México, donde se espera la fiesta de cada año llevada en el Autódromo Hermanos Rodríguez. La cita es el 27 de octubre.

Anuncios