Saltar al contenido

Marbella Ibarra: feminicidios e impunidad en México

El 15 de octubre de 2018 en Rosarito, Baja California, fue hallado sin vida el cuerpo de Marbella Ibarra, una mujer que impulsó el fútbol femenil en México. Con notables signos de tortura y envuelta en una cobija fue como se encontró la figura de la promotora del balompié femenino. Un acto que se clasificó como femenicidio y conmocionó al fútbol mexicano. 

Hasta el mes de agosto de este año, de acuerdo con el medio Animal Político, se registraron 661 feminicidios en México, de ellos, Veracruz es la entidad con mayor numero de casos (2.92 por cada 100 mil habitantes), seguido de Morelos (2.4), Sinaloa (1.73), Nuevo León (1.70), y Sonora (1.68). Las cifras son frías y duras. Son 661 mujeres asesinadas por ser mujeres, cada una de ellas con una historia, con proyectos, familia y amigos. Lo ideal sería retomar y exigir justicia en cada caso, pero al ser este un medio deportivo, es necesario retomar el caso de Marbella Ibarra. 

Se cumplió un año de este terrible acontecimiento. En su momento la periodista de Fox Sports México, Marion Reimers escribió para The New York Times un artículo titulado “La muerte de una deportista” (26/10/2018). En el texto escribe: 

Mar Ibarra fue violentada y asesinada como miles de mujeres cuya identidad suele perderse en la rutina informativa de la violencia. La diferencia, tal vez, fue que corrió con la suerte de haber sido hallada y posteriormente identificada por su familia. (El concepto de suerte que tenemos en México se vuelve más oscuro con cada muerte y con cada noticia siniestra).

Otra de las razones por las que tuvo notoriedad el caso de Marbella Ibarra es porque se encontraba involucrada en una esfera mediática y deportiva relevante. Ibarra formó el primer equipo profesional de fútbol femenil en México; las Xolas de Tijuana aparecieron en 2014 dentro de un ambiente deportivo dominado por hombres. 

Es fácil escribirlo, pero como lo documenta Diego Mancera, periodista de El País, fue un proceso que inició con la creación de equipos amateur como el Isamar FC, en donde Marbella visitaba diferentes lugares de Baja California para encontrar mujeres apasionadas al fútbol, las reclutaba, entrenaba y, con dinero recaudado a través de diversas técnicas, las llevaba a competir a Estados Unidos, pues en México no había espacio para la práctica femenil del balompié. 

La segmentación y polarización son algo común en nuestros ambientes diarios. De la misma forma, las noticias de muertes, secuestros, violaciones y demás delitos, se mencionan para informar, pero el peor error es caer en la normalización de la violencia. Marbella Ibarra fue una mujer que luchó por un proyecto que rompió con los esquemas machistas, que trabajó para mejorar las condiciones de sus compañeras y que hizo historia en el fútbol mexicano.

Hace un año Marbella fue asesinada por ser mujer, porque la violencia en México ha llegado a niveles preocupantes y porque es un sistema estructural de segmentación. En el contexto de mercado neoliberal donde vivimos, las zonas fronterizas y los grupos vulnerables, son los que sufren más por una economía que observa a las personas como mercancía. De nosotros depende que como medios, aficionados al fútbol y, sobre todo, personas, no quede en el olvido el caso de Marbella. Exijamos justicia y no repliquemos conductas violentas.

Jesús Monterrubio Ver todo

Periodista en formación. Investigar, aprender y dialogar. Rumbo a la Sociedad del Conocimiento lo mejor es compartir la Información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: