Opinión Veracruz

Por favor, no cedan

El futbolista mexicano está ante la gran ventana de oportunidad para dar un golpe sobre la mesa y, por primera vez en la historia, dignificar la profesión ante los dueños del balón.

Desastroza historia, magnífico final

La situación de los Tiburones Rojos del Veracruz es deplorable. Un equipo que no tiene resultados en la cancha, que tiene un dueño inmersos en conflictos de intereses y una serie de deudas económicas, no puede ser llamado profesional.

Foto: Especial

Fidel Kuri Grajales se ha encargado de arrastrar el nombre del club que se sitúa en el puerto. La afición veracruzana está llena de hartazgo por el bajo rendimiento y la casi consecución de 40 partidos sin conocer la victoria, más de un año. Por si fuera poco, los jugadores no cuentan con recursos para dignificar su profesión y vida.

Según Álvaro Ortiz, presidente de la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales, el plantel escualo tiene entre 6 y 1 mes sin cobrar, a ello se le suma cuerpo técnico y preparadores físicos.

En teoría, el equipo permaneció en el máximo circuito pagando una deuda de 6 millones de dólares, dinero que debería permanecer en las arcas de la Federación Mexicana de Futbol y la Liga MX. Presupuesto que no es posible tomar para pagar las deudas porque los dobles contratos no estipulan sueldos en juicio dentro de la estructura.

Foto: Especial

Por si no bastara, Enrique Bonilla, presidente de la liga, viajó a Veracruz para decir, después de una reunión con los jugadores, que si el próximo viernes no salieran a jugar su partido de jornada 14 ante Tigres, el equipo descendería y comenzaría un proceso de desafiliación. Amenazas para que el grupo no reúna fuerzas en un tema tan delicado.

Si algo bueno debe salir de todo este embrollo de futbol de cuarta, es la posibilidad histórica de que el futbolista mexicano levante la mano y que se dé cuenta de lo valioso que es en esta industria que trata como mercancía a los seres humanos, donde los de pantalón largo se hinchan los bolsillos, en ocasiones, a costa de la explotación.

No cedan, futbolistas. No dejen que una complicada coyuntura se escape de la mano para dejar en claro qué es lo que merecen, que son un gremio unido y comprensivo y que, los Ochoa, los Peralta, los Guardado, entre otros que fundaron esta asociación, de verdad traspasan las fronteras de la palabra y el papel, por conseguir acciones que marquen precedentes en la sociedad completa de este país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: