Luego de veintitrés años de que se ausentara la Fórmula 1 en territorio nacional, en julio del 2014, la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) anunció que México volvería a recibir un Gran Premio un año después y con opción a que el convenio se ampliara por cinco años. El público mexicano ya había disfrutado de la máxima competición de automovilismo a nivel mundial entre 1963-1970 y de 1986-1992.

Foto: Especial.

El 22 de marzo de 1992 quedó registrado para la historia como la última ocasión que el deporte motor llegó a México (durante su segunda etapa). En dicha carrera, el piloto británico Nigel Mansell, representante de la escudería Williams-Renault, se coronó en el Autódromo Hermanos Rodríguez, tras correr 69 vueltas al circuito

Foto: Renault. Nigel Mansell al medio de la imegen, a su lado derecho Riccardo Patrese y a su izquierda Michael Schumacher.

El resurgir del autódromo Hermanos Rodríguez

Para que se volviera a correr en la histórica pista, fue necesario remodelar casi por completo al autódromo con la construcción de un nuevo edificio de Boxes, un hospital, zona VIP, el reasfaltado en su totalidad y nuevas zonas de gradas. De esta manera fue que la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) avaló y dio el visto bueno al circuito, tanto en logística como en seguridad.

Foto: Sipise. La empresa alemana, Tilke, fue la encargada de los arreglos

Un nuevo comienzo del GP de México

El 30 de octubre se reestrenó de manera oficial el circuito, con la clásica práctica libre que se realiza un día previo a la gran carrera. Al día siguiente, arrancó la fecha 17 del Campeonato Mundial de la F1, en la que el piloto alemán de Mercedes, Nico Rosberg, arrancó desde la pole position, pero terminó por salir avante de la batalla que sostuvo codo a codo con el entonces campeón mundial del año, Lewis Hamilton.

Foto; Especial. Nico Rosberg festeja el triunfo con la afición mexicana.

Fue un día increíble, una gran carrera, una gran batalla contra Lewis. Ha sido mi mejor podio del año, por el ambiente y energía de la gente. Qué gran lugar para hacerlo.

Nico Rosberg

Aquel mágico regreso de la F1 a tierras aztecas significó ser considerado por la FIA y el FOM (Formula One Managment) como el mejor evento de la temporada. Además, según datos de la CIE, 336 mil 174 personas lo vieron, siendo el segundo GP con mayor rating (únicamente por debajo del GP de Inglaterra), se transmitió en 185 países con cobertura de más de 11 mil notas y generó arriba de 13 mil 500 empleos.

Anuncios