Foto: Miami Dolphins

La tradición de Monday Night Football llega a la semana 8 del mejor fútbol americano del mundo, en este ocasión los Pittsburgh Steelers, quienes marchan en el segundo lugar de la división norte de la americana, reciben a los Miami Dolphins, equipo que no ha ganado en lo que va de la temporada número 100 de la NFL.

El partido empezó cuesta arriba para los locales, ya que apenas en el segundo avance del encuentro, los ‘delfines’ interceptaron el balón en la yarda 26 de su campo; gracias a esta pérdida los de Miami avanzaron hasta la zona de anotación gracias a un pase de Fitzpatrick hacia su compañero, Albert Wilson. Además anotaron el punto extra.

Los ‘acereros’ quisieron empates el encuentro, tuvieron varias oportunidades, sin embargo solamente consiguieron superar la mitad del campo, perdieron la posesión por intentar aprovechar la 4&10. Los Dolphins consiguieron la oportunidad para un nuevo touchdown, nuevamente Fitzpatrick pasó de manera correcta, ahora fue Hurns, quien eludió tres tacleadas antes de llegar a la zona prometida.

En el segundo capítulo del juego en Pittsburgh, los Steelers evitaron en primer lugar un tercer touchdown en contra; en su ofensiva El quaterback, Rudolph, lanzó un pase de 34 yardas para James Conner lo que les permitió posicionarse en territorio rival, no obstante no lograron avanzar yardas y se conformaron con 3 puntos con un gol de campo.

Al final del segundo cuarto, los locales buscaban reducir la desventaja en contra, faltaban 40 segundos para el final del capítulo y el panorama para los ‘amarillos’ era desalentador porque tenían que avanzar 20 yardas en su tercera oportunidad; para fortuna de los Steelers consiguieron un pase de anotación gracias a la mala defensa de Miami, Johnson fue el encargado de dar vida a su equipo. El marcador al medio tiempo era 14-10.

Los Dolphins iniciaron las hostilidades en el tercer cuarto, pero entregaron el balón en la yarda 5 del campo de Pittsburgh; los ‘acereros’ iniciaron su ataque desde este sector del campo, avanzaron hasta la 26 de los ‘delfines’ para que Rudolph aprovechará las facilidades de sus contrincantes para conectar con Smith-Schuster y darle vuelta al marcador 17-14.

El tercer cuarto finalizó con la jugada que sentenció el destino para los de Florida, estaban en la yarda 44 de su propio terreno, avanzaron apenas 5 yardas en los tres chances para mover las cadenas, sin embargo los ‘delfines’ buscaron arriesgar en una cuarta oportunidad; Fitzpatrick intentó por yardas terrestres y se quedó a escasos centímetros de conseguir la 1&10. Por lo que la posesión correspondió a Pittsburgh.

Los locales aprovecharon este nuevo avance para aumentar la diferencia en el marcador; después de superar a la defensiva de Miami en cuatro ocasiones, los Steelers anotaron su cuarto touchdown de la noche con un acarreo de 6 yardas de Conner para poner el marcador 24-14, y finalizaba prácticamente el partido.

Los visitantes aún podían rescatar la dignidad en el emparrillado del Monday Night Football, no obstante los Dolphins hicieron un fumble en la yarda 28 propia; Steelers les harían pagar la equivocación con un gol de campo que enterraba aún más el orgullo de Miami, que ya acumulaba siete enfrentamientos sin conseguir la victoria.

El resto del tiempo fue con un ritmo muy bajo con el fin de consumir el reloj, el encuentro de esta noche de lunes registraba un triunfo de Pittsburgh 27-14.

Anuncios