Diana González soñó desde muy pequeña con volar alto en el futbol nacional y así lo hizo. En menos de un año se convirtió en uno de los pilares de las ‘águilas’ del América, al ser jugadora clave para conseguir el primer título en la historia del equipo femenil. Lamentablemente, González falleció el pasado fin de semana a los veintiséis años de edad, tras sufrir una Hipoglucemia.

Foto: Diana González campeona del Apertura 2018.

Fue poco antes de la medianoche del pasado primero de noviembre que, por medio de un comunicado oficial a través de sus redes sociales, el Club América notificó del deceso de Diana González, mediocampista del equipo.

Foto: ClubAmérica.

Diana Victoria González Barrera, nació el diez de septiembre de 1993, en Toluca, Estado de México. Ahí vivió sus primeros acercamientos con el futbol, pero Jaime Valdés Arriaga, entrenador de categorías juveniles del Toluca, notó su talento y fue entonces que le comentó a Leonardo Cuéllar sobre ella. Éste no dudó y la convocó a categorías menores de la Selección Mexicana.

Foto: Especial. Diana González con equipos menores del Toluca.

Una sorpresa muy desagradable. Tener que lidiar con todas las emociones, las reacciones, tenemos un grupo muy unido, estamos pensando en lidiar con esto como equipo y también en dar lo mejor de nosotros en su memoria. Una jugadora que pegaba cosas positivas en el vestidor y en la cancha.

Leonardo Cuéllar, en entrevista con ESTO.
Foto: Publimetro. Leonardo Cuéllar y Diana González.

Para Diana, ser estudiante y deportista a la par es complicado, pues “conlleva muchas responsabilidades, porque aparte de rendir dentro del terreno de juego, evidentemente debes rendir en la escuela, en la parte académica, con buenas calificaciones en tareas, proyectos y demás, pero nada es imposible, mientras tengas firme el objetivo que quieras lograr”.

La dorsal número veinte del América combinó los estudios con el futbol por varios años; primero fue becada por el Tecnológico de Monterrey y, más tarde, se trasladó a Puebla (nuevamente becada),para cursar la maestría en Administración en la Universidad de las Américas. Cuéllar viajó a la ‘Angelópolis’ para invitarla a unirse a las filas de las de Coapa y ella aceptó.

Siempre dije que quería jugar en un equipo ganador y gracias a él y a su cuerpo técnico se me dio la oportunidad de jugar acá.

Diana González, en entrevista para la Liga Mx
Foto: Especial.

Debutó en Primera División el 23 de julio del 2018 en el estadio Azteca ante Toluca durante el Apertura 2018. Esa misma noche demostró su calidad con un gol de tiro libre desde larga distancia. Además, tuvo una temporada de ensueño, pues jugó siete encuentros con los que sumó 526 minutos y anotó en dos ocasiones más, ante Tigres y en la final, tanto en el partido de ida como en el de vuelta.

Luego de que América levantara el título en el estadio Universitario, para el Clausura 2019 sufrió una lesión en una de sus rodillas durante la jornada 8, por lo que se alejó de las canchas varios meses, Antes del golpe volvió a anotarle al Toluca, marcó en contra de Cruz Azul, Puebla y Pachuca. Logró un total de veinticuatro partidos y siete goles.

La mediocampista resintió la ruptura del ligamento cruzado anterior de la pierna izquierda, pero se dedicó a recuperarse e, incluso, ya llevaba un par de semanas entrenado, con el fin de regresar a las canchas. Sin embargo, Diana padecía desde corta edad diabetes tipo 1, lo que desembocó que su cuadro se agravara y sufriera una descompensación en los niveles de glucosa (Hipoglucemia), de la cual ya no pudo reponerse.

Por tal motivo, el clásico joven que se disputaría el sábado, se pospuso para el lunes 04 de noviembre en Coapa. Previo al partido se realizó un homenaje en su honor, en el que se presentaron familiares, amigos y su equipo.

El resultado fue 1-1 con gol de Daniela Espinosa, quien, tras anotar, se reunió con el resto de sus compañeras y se hincaron sobre la cancha para recordar a Diana, mirando y señalando hacia el cielo.

Diana cumplió su sueño, el mismo que le contó a su padre cuando tenía ocho años, se convirtió en jugadora profesional y destacó a nivel nacional con uno de los equipos históricos del futbol mexicano. Campeona sobre la cancha y que aportó cosas positivas no sólo para el equipo, también para su familia y cercanos.

Anuncios