Saltar al contenido

Cruz Azul: 22 años sin ganar la liga

Es oficial. Cruz Azul cumplirá el próximo 7 de diciembre 22 años sin ganar el título de Liga MX. Son 44 torneos cortos donde ‘la máquina’ no ha logrado dar esa alegría que anhela la afición celeste. Lo más fácil sería señalar a los entrenadores, ahora con Robert Dante Siboldi al frente, a los futbolistas o a la directiva. La realidad es que ha sido un mal manejo en todos los aspectos, pero más en la administración. 

Este torneo Apertura 2019 fue el ejemplo más claro y vergonzoso de los malos manejos en la cúpula cementera. Un presidente (Guillermo Álvarez) que ha puesto dinero, pero sin gran conocimiento de fútbol, para lo cual contrató a Ricardo Peláez, pero volvieron los “vicepresidentes”, Alfredo Álvarez y Víctor Garcés, ambos con intereses económicos, más allá de lo deportivo.

Ese es uno de los grandes males de Cruz Azul, no lograr un modelo financiero donde la inversión represente un beneficio a largo plazo. Los que toman las decisiones hablan del gran gasto que se hizo, y esperaban que Peláez diera el título de liga en menos de 2 años. Ciertamente el club, con Pedro Caixhina, tenia pocas variantes y un bajo volumen de juego, pero hacer cambios en la dirección deportiva, la dirección técnica, y todo unido a la confusión de los puestos de mando en el equipo, creo el escenario perfecto para conmemorar 22 años sin lo más deseado; un campeonato de liga. 

Ahora que Cruz Azul quedó oficialmente fuera de la liguilla de este torneo, los análisis deportivos se enfocan en los errores puntuales de los futbolistas, en la poca idea futbolística del club, y lo que no hizo Siboldi, pero más allá de los errores de Jesús Corona, la irregularidad de Roberto Alvarado, la poca profundidad por las bandas, y las pocas oportunidades que se dieron a los refuerzos; en Cruz Azul debe pensarse en un proyecto deportivo a largo plazo, querer un titulo en tres, cuatro o cinco torneos, no es posible. 

Al escribir esto no opino por opinar, soy aficionado de Cruz Azul y se lo molesto que es recibir burlas por un equipo que no muestra amor por los colores. Es indignante la situación deportiva de uno de los equipos grandes del fútbol mexicano. Es triste ver el estadio Azteca con butacas vacías, pero es más preocupante no ver pies ni cabeza para el futuro de ‘la máquina’.

Al inicio de este 2019 creí que el proyecto de Peláez y Caixhina se consolidaría, y tal vez llegaría el campeonato de liga, pero ahora, con miras a 2020, no parece que el equipo cementero tenga opciones reales de trascender. Habrá ventas y compras de futbolistas, pero los dirigentes seguirán allí, buscando el negocio perfecto en Cruz Azul, sin interés por la gloria deportiva, sin escuchar a la afición. 

Jesús Monterrubio Ver todo

Periodista en formación. Investigar, aprender y dialogar. Rumbo a la Sociedad del Conocimiento lo mejor es compartir la Información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: