Con goles del “9” del Wolverhampton y Edson Álvarez, la selección nacional se impuso 0-3 a su similar de Panamá.

Primer tiempo trabado

Ir a jugar a Panamá representa meterse a una cancha dura que pone toda la fanaticada en contra de los mexicanos; sumado a ello, el juego ríspido de los locales complica el buen trato del balón.

Prueba de ello fue al minuto 7, cuando una falta en los linderos del área no se marcó a favor de México, pero Roberto Alvarado retomó el balón, lo cedió a Raúl Jiménez y este definió de pierna derecha para abrir la cuenta azteca.

Poco más sucedió en un difícil trámite, Las patadas, encontronazos y careos fueron la constante de un lapso que respaldaba la postura de arriesgar a jugadores “europeos” en juegos de tan bajo nivel, sin embargo, Martino hizo poco caso a dichas críticas y paró en el 11 inicial a 4 que no juegan en el país.

Segundo tiempo que consumó el triunfo

En el segundo tiempo Panamá mejoró y trató de hacer frente a la puerta de Guillermo Ochoa, pero la mala técnica en zona de definición detuvo las buenas intenciones del empate.

Al minuto 70, un balón parado a favor de México pasó de largo y la rescató el 9 mexicano, quien incorporó de nuevo el balón al centro del área y dejo la bola en los pies de Edson Álvarez, hombre que empujó la redonda al fondo de la red.

Al 82 cayó el tercero y segundo para la cuenta del “lobo”. Un balón largo para Uriel Antuna lo dejó de frente a la puerta, pero fue derribado en el área y el árbitro marcó penal, mismo que convirtió el canterano del América para poner cifras definitivas.

Con este resultado, México mantiene el paso perfecto en la Concacaf Nations League, sumando 9 puntos, con 11 goles a favor y 2 en contra.