Este año significó para el actual número siete del mundo ganar la Laver Cup con el Equipo de Europa y clasificar a las semifinales de la Finales de la ATP por delante del español Rafael Nadal. Una temporada con intermitencia en los Masters 1000, poca lucidez en los Grand Slam y un rendimiento regular en los ATP 500 Y 250.

El alemán llegó a la élite del deporte blanco en el 2014. Pero fue hasta dos años después cuando alcanzó su primera final de la temporada de la ATP. En mayo de 2016 perdió la final del Abierto de Niza en Francia en tres sets ante el austriaco Dominc Thiem.

En el siguiente mes, ya en la temporada de césped jugó la final del Abierto de Halle ante su compatriota Florian Mayer. El resultado fue el mismo, una derrota por parciales de 2-6, 7-5 y 3-6. Ya en la temporada de cancha dura. En suelo ruso, en el Abierto de San Petersburgo llegó su primer campeonato en singles ante el suizo Stan Wawrinka.

Foto: El Clarín

Aquel año, Zverev alcanzó la tercera ronda en Roland Garros y Wimbledon, segunda ronda en Nueva York y primera ronda en Melbourne. Su mejor resultado en Masters 1000 llegó en Indian Wells al quedarse en cuarta ronda donde quedó eliminado por Rafael Nadal. En 2016, el alemán culminó como el número 24 del ranking de la ATP.

El 2017, Alexander se consolidó como el jugador más avanzado de la Next Gen. Con los campeonatos de Masters 1000 en Roma ante Djokovic y en Toronto ante el Federer, Zverev llegó por primera vez a disputar a fin de año las Finales de la ATP. Una cuarta ronda en Wimbledon, dos cuartos de final en Miami y Madrid y ganar cinco finales de las seis disputadas de la temporada le valieron para estar en la Copa de Maestros en Londres.

Foto: Marca

Su rendimiento en ATP Finals se quedó estancado en la ronda de grupos. A pesar de haber ganado ante Marin Cilic, perdió ante Federer y Jack Sock. El récord de ese año para el alemán 57-22, con un 72% de efectividad y le valió para culminar en cuarto lugar de la ATP a fin de año.

El 2018 ha significado para Alexander Zverev el mejor año de su carrera. Un 76% de victoria en todo el año ha sido el más alto de su trayectoria profesional con 60 victorias por 19 derrotas. Alcanzó su primer cuartos de final en un Grand Slam y lo hizo en Roland Garros.

Estar entre los ocho mejores en el Masters 1000 de Toronto y de París, dos semifinales en Monte Carlo y Shangai, dos finales en Miami y Roma y ser campeón en el Masters 1000 de Madrid le valieron para estar nuevamente entre los maestros en el ATP Tour Finals en Londres a fin de año.

Foto: Mutua Madrid Open

El torneo a fin de año del 2018 no lo olvidará el alemán. En el Round Robin venció al croata Cilic y al estadounidense Isner, y a pesar de la derrota ante el número uno del mundo Novak Djokovic, Zverev tenía una cita en semifinales ante Roger Federer. El alemán venció en sets corridos al suizo y tendría su revancha en la final contra Nole.

Alexander aprovechó su oportunidad y en sets corridos venció al serbio para obtener su primera Copa de Maestros con tan sólo 21 años. Ese año alcanzó su mejor ranking al posicionarse en la tercera posición sólo por debajo de Djokovic y Federer.

Foto: Eurosport Australia

El 2019 ha sido difícil para Zverev. Ha tenido un rendimiento intermitente. Un paso fugaz en los Grand Slam con su mejor participación en Roland Garros, en Masters 1000 su mejor resultado lo alcanzó en Shangai con una final perdida ante el ruso Daniil Medvedev.

Este año también disputó dos finales más, aunque ambas las perdió. La primera en el Abierto Mexicano de Tenis ante Nick Kyrgios por 6-3 y 6-4 y la segunda en el Abierto de Ginebra en Suiza ante el chileno Nicolás Jerry con parciales de 6-3, 3-6 y 7(10)-6(8).

Su presencia en las Finales de la ATP se mantuvo. En un grupo ubicado con Nadal, Tsitsipas y Medvedev triunfo ante el ruso y el español. En semifinales perdió ante el austriaco Dominc Thiem e sets corridos. Pase lo que pase terminará como número siete del mundo

El alemán tiene un récord en su carrera profesional de 223-114 con un porcentaje de victorias de 66%. No ha logrado estar entre los mejores cuatro en u Grand Slam. se ha enfrentado 18 veces al “Big Three” con un saldo de siete victorias por once derrotas. En los tres años de la Laver Cup, el alemán ha sido pieza clave para que el Equipo Europeo haya obtenido los tres campeonatos desde su creación.