Marcha Reportajes Especiales

“De mi parte estoy desarrollando y madurando esos atletas que nos hacen falta”: Ignacio Zamudio

Ignacio Zamudio Cruz, ganador al Premio Nacional del Deporte del 2018 como mejor entrenador, también vivió su etapa como atleta, en la que representó a México en Juegos Centroamericanos, Panamericanos y Olímpicos. Finalizada su trayectoria deportiva, decidió compartir sus conocimientos con jóvenes promesas como Sofía Ramos, Alegna González y César Córdova.

Foto: Elsiglomx. Ignacio Zamudio recibe el Premio Nacional del Deporte como mejor entrenador 2018

El “Profesor” Zamudio fue pupilo de personajes históricos de este deporte como Juan Hernández y el “padre de la caminata mexicana”, Jerzy Hausleber. Aprendió de los mejores , lo reflejó como deportista y, desde hace una década, lleva la batuta dentro de las instalaciones del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos y Alto Rendimiento (CNAR), al preparar a los futuros medallistas olímpicos mexicanos en marcha.

Foto: Especial. Ignacio Zamudio previo a los Juegos Olímpicos de Atlanta, 1996.

P: Luego de haber sido nominado en tres ocasiones al Premio Nacional de Deporte durante su etapa como atleta y de haber obtenido un sexto lugar olímpico ¿Cómo ha dado ese salto de ser deportista de alto rendimiento a ver las cosas como entrenador?

R: El deporte siempre está en evolución, las metas han cambiado, pero como deporte sigue preservando su esencia; la disciplina, el trabajo, la disposición, el objetivo, el carácter… todas esas cosas que son la esencia en cualquier deporte y en marcha no cambia, son determinantes para que uno pueda buscar buenos resultados.

El “Profesor” Zamudio ha tratado de inculcarles a sus atletas la idea de que deben de prepararse no sólo en lo deportivo, sino que forjen un futuro y sean productivos, ya que se puede llegar a una edad madura sin haberse consolidado como deportista. César Córdova, una de las ya realidades de la marcha nacional y que también ha destacado en competencias internacionales, mantiene su convicción por estudiar Ciencias del deporte.

P: Profesor, ¿usted también llevaba a la par la vida académica y la deportiva o meramente se enfocó como atleta?

R: No, fíjate que fue diferente, yo decidí hacerlo posterior a mi entrenamiento deportivo. En primera no había tantas oportunidades, las escuelas no estaban abiertas, ni te daban todas las facilidades. Prácticamente, hoy te las brindan todas las universidades privadas, todavía las públicas son un poco más reacias. Ahora hay carreras ejecutivas, hay en línea y esto facilita que el atleta pueda desarrollarse en ambos ámbitos.

Ignacio Zamudio ha visto no sólo nacer, sino desarrollarse y ver cómo van escribiéndose en letras doradas nombres como los de Sofía Ramos (campeona en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, en Buenos Aires, Argentina), César Córdova (ganador al Premio Estatal del Deporte de la Ciudad de México 2019) y de Alegna González (ganadora del Premio Nacional del Deporte No Profesional 2018 y que estará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020).

Foto: Elheraldodeaguascalientes. Profesor Ignacio con Alegna González en el aeropuerto Benito Juárez.

P: ¿Detrás de un buen atleta hay un gran profesor?

R: Generalmente sí, no siempre. No puedes poner uno adelante y otro atrás, tiene que ser a la par, debe haber un compromiso. Puedes ser un buen atleta, pero si no tienes un buen guía, vas a limitar tu desarrollo o sólo se van a ver destellos de lo que podrías hacer y viceversa, si eres un buen entrenador, pero el atleta no tiene la disposición y los objetivos de crecer, pues no se van a ver reflejados los resultados.

Foto: Especial. Ignacio Zamudio al centro de la imagen.

P: Conociendo ambos lados de la moneda y de haber sido guiado por personajes importantes en este deporte ¿qué sí necesita y pide usted como entrenador a sus atletas y cuáles le demandan ellos a usted para obtener buenos resultados?

R: Tiempo, debe haber certidumbre en que hay una rutina de trabajo entre el entrenador y el atleta donde los dos ven los resultados y más en un deporte como el nuestro, en el que se mide acorde a la marca y el tiempo, para muchos no hay gran diferencia entre un segundo y otro, pero para nosotros sí, porque trabajamos ese segundo en cada vuelta y el mejorarlo son indicativos de que el trabajo va realizándose bien. Eso hace que tu atleta llegue con confianza a sus competencias.

Yo también espero de ellos el compromiso, la disciplina, la disposición para cumplir las instrucciones y la confianza, porque si tú no confías en lo que estás haciendo, pues difícilmente llegarán los resultados.

Foto: Eldiariodeyucatan. Sofía Ramos gana medalla de plata durante la prueba de los 5,000 metros.

P: Tras diez años dentro del CNAR, ¿cómo ha aprendido en estos años a manejar el temperamento de cada joven? ya que muchos de ellos atraviesan por una edad en la que son demasiado intermitentes con su estado de ánimo y en la que usted debe fungir en ocasiones hasta como psicólogo para que ellos puedan concentrarse.

R: Sigo aprendiendo, tratando de poder aportarles esa parte, tienes razón, es una etapa si no difícil, pero sí en la que se va visualizando una madurez respecto a su personalidad. Te pasan muchas cosas por la cabeza, muchas decisiones y demás. Lo que les hago ver es que es la etapa en la que terminamos decidiendo el resto de nuestra vida, donde terminamos decidiendo si vamos a querer ser atletas, doctores, abogados o vendiendo en un tianguis ropa o sin haber definido nada.

El estado de ánimo es complicado en cada uno de ellos, porque tienen distintos temperamentos y pues tratas, aunque no sea fácil porque uno también tiene el suyo, pero aún así con la parte de respeto y espacio de su vida deportiva, tú como entrenador puedes observar que puede que se estén equivocando en algunas decisiones que tomen, pero ¿qué te queda?

No asumes obviamente una posición de padre, pero sí terminas sintiendo afecto e interés por los alumnos y es cuando trato de darles un consejo para que no termine afectándoles en su desarrollo y que entiendan un poco mejor la situación.

Es interesante también esa parte, pocas veces se pregunta, pero sí es una cuestión difícil como entrenador tratar de entender a todos, cada persona es distinta y durante años de entrenamiento pues los atletas pasan por muchas circunstancias y más, pero vale la pena el saber que puedes ir aportando un poco a que no sólo sean deportistas, sino chicos productivos y profesionales.

P: ¿Qué necesita por parte de la CONADE para que le puedan exigir buenos resultados?

R: Eso es un dilema de toda la vida del deporte mexicano. Terminas entendiendo que si te la pasas viendo qué es lo que te falta, deseando sin aportar tu grano de arena, difícilmente vas a progresar. En nuestro país es muy fácil encontrar un culpable, porque el presupuesto no es suficiente, los sueldos son bajos, la preparación de los que enseñan muchas veces es limitada, pero es así porque los responsables no hacen por actualizar trabajo.

Finalmente, tenemos que aprender a desarrollarnos en donde nos tocó vivir y con las condiciones que están al alcance para hacer lo mejor posible.

P: ¿Usted visualiza a Alegna González como la siguiente medallista olímpica (considerando que ya tiene su boleto para Tokio), luego de que Guadalupe González ganara en Río 2016?

R: Espero que sí, este año tuvo unas cuestiones de salud que la limitaron en algunas competencias, pero con su primer evento que hizo en abril en República Checa, ahí dio marca para Juegos olímpicos, para Panamericanos, Mundial. Justamente, decidimos que estos meses atendiera esos asuntos, para que el próximo año tengamos más oportunidades.

No va a ser tan fácil luego de diez, doce meses sin actividad, porque tiene que entrar en ritmo, en distancia y demás, pero confío que esté peleando los primeros ocho o cinco lugares del mundo, porque ya estando dentro de ese parámetro, son diferencias muy pequeñas y tienes tantas posibilidades de ser primero u octavo. De lo que estoy seguro es que si no es en esta, será para el próxima edición en París porque llegará con una edad un poco más madura con veinticinco años.

P: Profesor, conociendo que hubo dieciséis años de escasez de medallas olímpicas desde el 84 a Sydney 2000, ¿para cuándo estima que podrá verse de nuevo a dos mexicanos peleando el podio olímpico durante la misma edición?

R: Espero que a a partir del 2024 en París, porque no solamente son Alegna y César, por lo menos de mi parte, estoy desarrollando y madurando esos atletas que nos hacen falta. Para mí, el talento más firme que tenemos en marcha se llama César Córdova, quien tiene dos competencias muy fuertes el próximo año, el Mundial de Marcha (que será durante mayo en Bielorrusia) y el Mundial de Atletismo (en Kenia), los mismos mundiales que ganó Alegna en su momento.

Foto: Infojinaga. César Córdova y Alegna González ganan el Challenger de Marcha de la IAAF “Memorial Jerzy Hausleber 2018”

P: Profesor, específicamente en el caso de César Córdova ¿qué le ha enseñado él a usted?

R: La perseverancia, si tienes buenos resultados, estás dispuesto a progresar y si tienes malos resultados, también estás dispuesto a trabajar. Él tiene esa ambición, esos objetivos y la perseverancia de no rendirse, esa es una cuestión positiva suya. Va a terminar llegando a sus objetivos, no sólo en el deporte, sino en lo personal.

Espero que en doce años haya consolidado su carrera con muchos resultados y que quiera seguir, porque ya va a ser un atleta maduro, el deporte pasa rapidísimo y si vemos que tiene diecisiete años, ya para ese entonces contará con veintinueve y tendrá la opción de lograr muchas cosas.

Foto: Musgnoticias.

P: Descríbame en tres palabras a César Córdova

R: Talento, disciplina y perseverancia.

Por ende, es un estímulo que los demás entrenen con ellos, pero de mi parte espero atletas candidatos a podio olímpico para París. Lo único a lo que me puedo comprometer es a seguir trabajando con estos jóvenes y yo espero que para 2024 la marcha, te digo, hablando por mí, contar con atletas candidatos a medallas.

P: ¿El atleta de alto rendimiento se nace o se hace?

R: Claro que se hace, digo, puedes nacer con ciertos talentos o aptitudes, pero si no los trabajas nunca sabrás que los tienes. También influye mucho en hacer lo que te gusta, si no es así, entonces será muy difícil descubrirlos.

Así es como Ignacio Zamudio Cruz comparte sus conocimientos con una generación dorada para la marcha nacional, que desde muy temprana edad se ha plantado en competencias internacionales de gran envergadura como los Juegos Olímpicos de la Juventud y Mundiales de la especialidad. México está bien representado en marcha, por jóvenes con un futuro por delante y bastante prometedor.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: