Los Ravens aplastaron al equipo de Los Ángeles sin piedad alguna, los Rams no existieron en el Monday Night Football de hoy.

Foto: Azteca Deportes

La tradición de la NFL de fútbol por lunes en la noche tiene una nueva edición en el Estado de California, donde los Rams de Los Ángeles reciben en el Memorial Coliseum a uno de los lideres de la Conferencia Americana, a los Ravens de Baltimore que marchan primero de la división norte de dicha conferencia.

Los Rams iniciaron las acciones en el emparrillado de Los Ángeles, sin embargo solamente duraron 3 jugadas con la posesión del ovoide; los visitantes aprovecharon inmediatamente porque en el primer avance consiguieron el 1&10 con las 10 yardas exactas, en el segundo recorrido avanzaron 16 yardas. Al cabo de 4 jugadas, los Ravens estaban en zona de anotación y abrieron el marcador con un pase de Lamar Jackson para Marquise Brown de 6 yardas.

Los locales tuvieron el chance de responder la primer bofetada, no obstante volvieron a perder rápidamente; por este motivo los ‘cuervos’ le aplicaron la misma dosis a sus contrincantes con avances donde se conseguía el 1&10 de forma rápidal avanzaron hasta la yarda 17 del campo de Rams, en el 1&10 Lamar Jackson intentó conseguir el touchdown directamente, envió un pase a Brown a la zona prometida, Marquise conseguía atrapar el balón y se conseguía la segunda anotación del partido.

Por fin Los Ángeles tuvieron un avance largo en el terreno de juego, comenzaron en la yarda 25 de su propio campo, avanzaron con dificultad a lo largo del terreno hasta que llegaron hasta las narices de la defensa de Ravens, pero una mala decisión de Jared Goff hizo que perdieran 7 yardas, por lo que hizo imposible el touchdown de su equipo, sin embargo no todo eran malas noticias pues anotaron un gol de campo.

Ahora era turno de atacar para Baltimore, nuevamente avanzaron con sencillez a una zona peligrosa para los Rams; yarda 30 en territorio de Los Ángeles, Lamar Jackson se encarga de iniciar la jugada, se resbala pero le beneficia para encontrar un espacio en la defensa contraria, lo aprovecha y avanza para llegar al fondo, sin embargo a 3 yardas de llegar se cae solo y retrasa el touchdown de Baltimore. Pero el mismo Jackson corrigió su error al hacer el acarreo de 1 yarda para poner 21-3 el partido.

Los ‘carneros’ intentaron responder al dominio total de los Ravens, sin embargo en su ofensiva fallaron en su jugada definitiva, solamente conseguían 3 puntos de gol de campo. Por su parte, Jackson estaba totalmente concentrado en la primera mitad y con menos de 2 minutos ponía a sus compañeros con la oportunidad de otra anotación, le alcanzó el tiempo para poner un pase a Willie Snead por el centro del campo en la zona prometida, Baltimore aplastaba 28-6 a Los Ángeles en apenas dos cuartos de juego.

El medio tiempo solo fue una pausa para la paliza de Baltimore a Rams ante su propio público; la primera ofensiva del tercer cuarto fue a cargo de los ‘cuervos’ y otra vez hacían pagar a los ‘carneros’ con otro touchdown de Jackson con un pase de 10 yardas para Mark Ingram por el centro de nueva cuenta. Los Ravens no tenían piedad y ya eran cinco anotaciones sin respuesta.

Los Rams desaprovecharon su turno de sacar el honor para hacer menos humillante esta derrota; los Ravens hicieron lo contrario pues guardaron el balón el resto del tercer cuarto en la ofensiva más larga del partido, se encontraban en la yarda 10 al final de la tercera parte. En el último cuarto, Baltimore completó el sexto touchdown en la tercera oportunidad con un acarreo de Snead de 7 yardas; los ‘cuervos’ ya superaban la barrera de los 40 puntos.

Para finalizar la noche de terror para Los Ángeles, los Rams sufrieron una intercepción en la yarda 30 de los Ravens, lo que impidió la reacción de los locales. Afortunadamente para los Rams, sus rivales ya no aprovecharon el balón conseguido con un touchdown pues Lamar Jackson ya había salido del encuentro, pero los Ravens alcanzaron a anotar el gol de campo para dejar el marcador en ese momento 45-6.

Los últimos momentos del Monday Night Football fueron menos frenéticos pues ambos equipos ya no se esforzaron por mover los números del marcador, Baltimore dejaba humillado a los Rams con un aplastante 45-6, con este marcador se consolidaban aún más en la punta de la división norte de la Conferencia Americana. Los Ángeles están prácticamente eliminados con esta derrota.