César Córdova Fernández, de tan sólo diecisiete años y ganador del Premio Estatal del Deporte de la Ciudad de México 2019, ha practicado por más de una década la disciplina, lo que le ha valido para convertirse en una de las realidades de la generación promesa para la marcha mexicana. Un niño que buscó una alternativa para alejarse de la precariedad que puede encontrarse en la capital del país y que encontró la manera de escribir en letras doradas su nombre y apellidos no sólo a lo largo y ancho de México, también por el mundo.

César Córdova es uno de los tres jóvenes mexicanos (junto con María José Sánchez y Matilde Estefanía Alcázar) acreedores al premio Estatal del Deporte de la Ciudad de México 2019, como resultado de su arduo esfuerzo y dedicación durante el último año, específicamente, del once de octubre del 2018 al diez de octubre del 2019.

Foto: Especial. “El pertenecer a un país es increíble, pero el ser mexicano es algo que no existen palabras para describir ¡Viva México!”

Córdova figuró al ganar el primer lugar en varias competiciones, entre ellas: Meeting Race Walking de República Checa, la Copa Panamericana y Race Walking Challengue LZC, Olimpiada Nacional de Chihuahua y del Nacional Juvenil de Atletismo de Salamanca, Guanajuato.

Foto: Especial. César Córdova consigue el primer lugar en Podebrady, República Checa.

Un inicio inesperado

P: ¿Cómo fue la infancia de César Córdova y cómo fue tu primer acercamiento a una pista de atletismo con tan sólo seis años de edad?

R: El plan era que yo llegara a practicar un deporte, para alejarme un poquito del ambiente donde radico. El primer día que llegué a correr al Autódromo Hermanos Rodríguez, mi madre y yo vimos que el entrenador Javier España tenía a varios marchistas entrenando ahí .

Mi mamá se acordó que mi abuelo veía por la tele los Juegos Olímpicos, específicamente la prueba de marcha y me preguntó que si no me gustaría practicarlo porque a mi abuelo le gustaba bastante y yo le dije que sí.

César Córdova

En un inicio no me gustó porque se veía un tanto afeminado, pero uno se va dando cuenta después que no es cierto, hay cosas que de verdad cuestan.

Foto: Especial. César Córdova y sus primeros acercamientos a la marcha.

P: Después de los años que llevas dedicándote a esta disciplina, ¿qué piensas de aquellas personas que te hacían comentarios en tono de burla y sobre lo que implica ser marchista?

R: Ahora que llevo mucho tiempo practicándola, me gustaría invitar a esa gente a practicarla, para que se dé cuenta que realmente sí es complicado y que, como todo, tiene su grado de complejidad.

P: César, ¿tu primer contacto con la marcha se debió a que tus padres quisieron alejarte de algunas malas influencias dentro de la colonia en la que viven, la Ejército de Oriente en Iztapalapa?

R: Sí, como cualquier padre que se preocupa por sus hijos, los míos querían que me alejara de esa vida, ya que siendo sincero, sí es muy fácil entrar a todo ese rollo. Entonces, pues la forma más fácil fue acercándome al deporte, pues mis hermanos también lo practicaban. Después, poco a poco fui agarrándole el gusto y aquí estamos.

Foto: Especial.

La casa actual de César es el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos y Alto Rendimiento (CNAR), puesto que lleva a la par su trayectoria deportiva junto con la académica. Asiste a la escuela por la mañana y diariamente realiza dos sesiones de entrenamiento.

P: ¿Qué es lo que te frena y hace que pienses dos veces el no dejar de lado la preparación académica?

Uno nunca sabe si de verdad se van a dar las cosas, todo tiene un límite y una fecha de vencimiento. A lo mejor, si me va muy bien, sí pudiese vivir del deporte unos años, pero después tendré que pensar qué voy a hacer de mi vida y el estudio es lo que me va a resolver cien por ciento.

César Córdova.

P: En tu día a día solamente cuentas con hora y media libre para distraerte y descansar, ¿qué te gusta hacer en esos tiempos libres y cuántos días entrenas a la semana?

R: A veces prefiero dormir más que hacer otras cosas. Entreno seis días a la semana, de lunes a sábado, dos veces al día, menos el sábado, ese día sólo tengo la sesión matutina.

De promesa a realidad

Durante el último par de años, César ha destacado sobre pistas internacionales, lo que le ha otorgado poco a poco experiencia fuera de las competiciones en territorio nacional. En febrero del año pasado consiguió el primer lugar del Race Walking Challengue en Monterrey, Nuevo león, con lo que se clasificó a la Copa Mundial de Taicang, en China.

Foto: Especial. “La Ciudad Antigua y la Torre Oriental”. César Córdova en China, mayo 2018.

P: Has comentado que tanto en el deporte, como en tu vida personal primero son los valores, ¿cuáles son los más importantes para ti?

R: Primero tiene que haber respeto, para poder entablar una buena relación con quien sea. La tolerancia también es muy importante, debido a que no siempre los demás van a ser como queramos. La solidaridad, pues en ocasiones no todos tienen lo que quisieran y es muy importante apoyar a la gente que le gustaría estar en algún lugar grande o pequeño y que sólo le hace falta un ‘poquito’ de motivación.

P: ¿El deportista de alto rendimiento se nace o se hace?

Creo que se hace, hay que ir siguiendo ciertas reglas, que sólo la disciplina te dará esa oportunidad.

César Córdova.

Luego de haberse posicionado vigésimo tercero en la Copa Mundial, el capitalino se colgó la medalla de oro de la Olimpiada Nacional de Querétaro y participó en el Campeonato Nacional de Primera Fuerza, torneo en que se ubicó en la segunda posición, lo que fue suficiente para que obtuviera su boleto a los Juegos Olímpicos de la Juventud, que se disputaron en la capital argentina, en Buenos Aires.

Foto: Especial. César Córdova gana la Olimpiada Nacional 2018.
Foto: Especial. César Córdova queda segundo lugar en Campeonato Nacional Primera Fuerza
Foto: Especial. César Córdova clasifica a J.O. de la Juventud tras marcar un tiempo de 42:00.36

P: ¿Cuál de estas competencias fue la que tuvo un mayor impacto en ti de cara al 2019?

R: El Campeonato Nacional de Primera Fuerza y los Juegos Olímpicos de la Juventud, más los de la Juventud por la desafortunada descalificación, eso fue lo que me dio más alas para seguir queriendo ir por más.

Foto: Especial.

César fue descalificado en su intento por superar su marca de cuarenta y dos minutos en los 5,000 metros. Cerró en quinto lugar lugar, pero momentos más tarde lo ubicaron como decimoquinto. La decisión fue polémica y causó controversia no sólo para él y para el profesor Ignacio Zamudio, también para varios colegas.

Foto: Especial. César Córdova durante los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018.
Foto: Especial.

P: ¿Ustedes cómo pueden apelar este tipo de decisiones?

R: Se mete una apelación, en la que aproximadamente hay que pagar cien dólares, pero eso no te garantiza nada. En el momento que ellos te demuestren en qué fue lo que uno estaba mal, ya no tiene caso seguir apelando y pues eso era lo que iba a pasar si metíamos la apelación.

P: ¿Cómo fue la experiencia de haber asistido a los J.O. de la Juventud?, considerándolos como mero entrenamiento para, en un futuro, participar en Juegos Olímpicos?

Una experiencia única que no se puede vivir en algún otro evento, ya que convives con gente a lo mucho un año mayor que tú y de otros países. Se viven bastantes cosas que para la vida pueden volverse inolvidables.

César Córdova

P: ¿Qué te aportó Javier España? Sabiendo que fue tu primer entrenador y que compartía también la meta de verte participar en unos J.O. de la Juventud

R: Siempre he dicho que la mayoría de lo que sé de marcha se lo debo a él, ya que fueron siete años de entrenamiento. Siempre me daba consejos y me motivaba a que me levantara todos los días para entrenar, con el objetivo de hacerlo mejor que el día anterior.

P: ¿El noventa por ciento de tu carrera se debe al esfuerzo de tus padres y el diez restante a los entrenamientos?

Es correcto. La mayoría es gracias a ellos, ya que me han llevado poco a poco en lo que he necesitado. Cuando no tenía ningún apoyo, pues ellos veían por mí, a veces se dificultaban bastantes cosas, pero siempre veían la manera de que pudiera seguir adelante con lo que me gustaba, todo para verme feliz.

César Córdova
Foto: Especial.

París, la consolidación mundial

César tiene en mente representar a México en unos Juegos Olímpicos, hasta el momento todo indica que ese sueño pudiera realizarse en cinco años más, cuando la ciudad de París reciba la XXXIII edición de la justa deportiva. El 2020 será transcendental para él de cara a su preparación; se enfocará en sacar buenos resultados del Mundial de Marcha (que se realizará en Bielorrusia) y en el Mundial de Atletismo Sub-20 (a desarrollarse en Kenia).

P: ¿Tu meta es competir en París 2024?

R: Sí, estas competencias serán parte del proceso para la verdadera gran competencia, que espero que sea en París, ya que es la oportunidad más pronta para poder asistir a Juegos Olímpicos. Estos mundiales serán el objetivo personal para lograr una mayor preparación y adquirir más experiencia para cuando nos paremos en los Olímpicos.

P: ¿Todas las derrotas son malas o hay algunas que te ayudan y te motivan a querer ir por más?

No. Todas las derrotas son enseñanzas, mientras le veas el lado bueno y si ves el malo, hazlo para tomar experiencia y tratar de corregir lo que hiciste mal. La mayoría de ocasiones hay que tratar de verlas por el lado positivo, pues el estado de ánimo puede que te deprima o te haga sentir triste por lo que sucedió, por eso siempre hay que verle el lado bueno a las cosas.

César Córdova.

César, la siguiente dinámica será una serie de preguntas fuera de la rama deportiva, con el fin de conocer más allá de lo que sabemos de ti como deportista. Te diré las frases y las completarás.

Más allá del deporte

F: Si no fuera marchista sería…

R: Fisioterapeuta.

F: En cada edición de los Juegos Olímpicos el deporte que veo como aficionado es…

R: El ciclismo de ruta.

F: Mi serie y película favorita son…

R: Como tal no tengo favoritas, pero me gustan mucho las de terror y de comedia.

F: Si no quisiera estudiar Ciencias del deporte, elegiría…

R: Una ingeniería, tal vez la automotriz.

F: Mis grupos de música preferida y que escucho antes de cada competencia son…

R: Me gusta mucho el Rap, escucho a Gera Mxm y Alemán. De Gera me gustaron todas las canciones de su disco reciente y una de mis canciones favoritas es la de “Otro día” que justo es una colaboración con Alemán.

F: Mi color favorito es…

R: Verde, se me hace muy alegre.

F: Mi principal motivación es…

R: Mi familia.

F: Mis ídolos a seguir en este deporte son…

R: Siempre he dicho que mi principal ídolo ha sido Eder Sánchez, por los resultados que ha conseguido.

Foto: Esto.

F: Mi más grande victoria hasta el momento ha sido…

R: La del Campeonato Panamericano de Atletismo que se celebró en San José, Costa Rica, porque es la competencia que tiene más valor a nivel CONADE, por decirlo así.

F: La derrota que más resentí fue…

R: La de los Juegos Olímpicos de la Juventud

F: Mi mayor miedo es…

R: A quedarme solo, sin el apoyo de mi familia.

A continuación presentamos el link de la entrevista que le realizamos a Ignacio Zamudio, quien es entrenador de César y que viajará el próximo año a Tokio, junto con Alegna González, para competir en los Juegos Olímpicos.

https://jugadaprefabricada.com/2019/11/19/por-lo-menos-de-mi-parteestoy-desarrollando-y-madurando-esos-atletas-que-nos-hacen-falta-ignacio-zamudio/