La semana 13 de la NFL comenzó con triple jornada en el jueves de Dia de Acción de Gracias en los Estados Unidos. Para el primer encuentro, en duelo divisional se vieron las caras los Detroit Lions y Chicago Bears en el Ford Field. Los Osos (5-6) se jugaban su última esperanza de un milagro postemporada, los Leones con marca de 3-7-1 desean terminar la temporada de forma más decorosa.

La primera jugada grande del partido se llevó a cabo en la patada inicial. Cordarrelle Patterson, jugador de los Bears devolvió el ovoide hasta el medio campo. La ofensiva de Trubisky inició la primera serie ofensiva con gran posición en el campo. Con una ataque de cuatro pases y dos acarreos, los visitantes lograron la primera anotación del juego luego de un pase de al receptor Allen Robinson.

El equipo local inició el juego con su tercer mariscal de campo David Blough. El quarterback de 24 años de la Universidad de Purdue tuvo un inicio inmejorable. Luego de un acarreo sin ganancia y un pase incompleto, Blough soltó el brazo para encontrar a su receptor Golladay para la anotación de 75 yardas.

Fueron los Detroit Lions los que se adelantaron en el marcador luego de una serie ofensiva de un poco más de cinco minutos y 78 yardas. Nuevamente el mariscal de campo comandó la ofensiva con 56 yardas aéreas y otro pase de anotación, ahora conectó con Marvin Jones.

Después de cuatro tres despejes seguidos y una cuarta oportunidad fallada para los Chicago Bears, Detroit Lions aumentó la ventaja de 7-17 con un gol de campo de 25 yardas a cargo del pateador Matt Prater con 4:59 en el segundo cuarto por jugar.

Nuevamente con el ovoide para los Bears, Mitchell Trubisky llevó a su equipo hasta la zona roja del equipo rival. Pero se tuvo que conformar con un gol de campo de 30 yardas a cargo de Eddy Pineiro para poner el marcador 10-17 antes del término de la primera mitad.

Darius Slay realizó la primera jugada grande de la segunda mitad en la segunda serie ofensiva del tercer cuarto. El mariscal de campo de la Universidad de North Carolina mandó un pase desde la yarda 38 del equipo rival, pero el defensivo interceptó el pase en la 22 para llevarlo cerca del mediocampo.

El intercambio de balón no rindió dividendos para los Leones. En la siguiente oportunidad, Trubisky no perdonó. Con 90 yardas en poco más de cuatro minutos y medio, Chicago igualaba el marcador 17-17. El mariscal visitante encontró a su receptor Jesper Horsted para la anotación de 18 yardas.

Detroit Lions retomó la ventaja antes de finalizar el tercer cuarto. Un gol de campo de 24 yardas ejecutado por Prater puso le marcador 17-20 a favor de los locales.

Luego de dos despejes de balón, Bears nuevamente encontró la fórmula para llegar a la zona final del emparillado. Partir desde la yarda cinco de su mitad, con tres pases y tres acarreos Trubisky logró darle la vuelta marcador y poner el resultado final de 24-20 a favor de los Bears. El corredor David Montgomery consiguió la anotación con un acarreo de 3 yardas para un total de 75 en el partido.

Detroit Lions tuvo una última oportunidad de ganar el encuentro en el debut de Blough y parecía que lo iba a obtener. Con poco más de dos minutos en el reloj, el mariscal de campo novato ya estaba en la yarda 26 del campo rival, pero una captura y un obligado pase en cuarto oportunidad provocaron la intercepción de Eddie Jackson para sentenciar el partido.

Con esta victoria, Chicago Bears se aferran al milagro con un récord de 6-6 y en una división con Green Bay y Minnesota con una marca de 8-3. El conjunto de la Ciudad de los Vientos enfrentará la próxima semana a Dalas Cowboys en Soldier Field. Mientras que Detroit es el primer equipo eliminado de la NFC con récord de 3-8-1.