Oriundo de El Espinal, Oaxaca, situado en el Istmo de Tehuantepec, Jesús “Chito” Ríos es uno de los grandes pitchers que ha dado la Liga Mexicana de Béisbol.

Miembro del Salón de la Fama, histórico de los Tigres –ahora de Quintana Roo-, que con sus rectas y el famoso slider se encargó de colgarse la medalla como el máximo ponchador en la historia de la liga y un lugar en la inmortalidad.

Jesús “Chito” Ríos debutó a la edad de 20 años, un 7 de marzo de 1984, con la novena de los Tigres, que en aquel entonces todavía jugaban en la Ciudad de México, y sería nombrado novato del año tras una temporada en la que consiguió 194 ponches.

En la temporada de 1985, Ríos firmó una de sus grandes hazañas al haber iniciado 26 juegos y completar todos y cada uno de ellos, marca difícil de conseguir en cualquier liga de béisbol.

Jugó la mitad de su carrera con la franela felina, un total de 12 temporadas en las que solo consiguió un título. En 1992 los Tigres llegaron a la serie final contra los Tecolotes de los Dos Laredos, en el sexto juego “Chito” saltó al montículo del antiguo Parque del Seguro Social y sin mayor problema encaminó a su novena para consagrarse campeones de aquella temporada.

Jesús “Chito” Ríos. Foto: Especial

Lejos de los títulos, Jesús Ríos se encargó de inmortalizar su nombre por la vía del ‘chocolate’. En las temporadas 1985, ’87, ’88, ’92 y ’97, fue líder de ponches en la liga, lo que le da el récord de más campañas en la cima de este departamento.

Un 20 de marzo de 2004, ya en el ocaso de su carrera, en un juego entre Olmecas de Tabasco y Leones de Yucatán, “Chito” Ríos se convertiría en el Rey del Ponche. Aquella noche el oriundo de Oaxaca subió a la lomita por los tabasqueños y apenas en la primera entrada consiguió el ponche número 2,380 de su carrera, con esto empataba el récord impuesto por Ramón Arano, pero la igualdad duraría poco, pues para el segundo rollo Jesús se encargaría de superar la marca.

Tras su retiro en 2007, luego de 24 temporadas en el béisbol mexicano, Jesús Ríos dejaría su récord en 2,549 ponches, que hasta el momento nadie ha podido alcanzar. Su más cercano perseguidor en activo era Francisco Campos con 2,181 chocolates, pero el 2 de julio de este año el “Pancho” lanzaría su última bola para dejar al “Chito” como el único Rey del Ponche.

Tigres rinde homenaje a “Chito” Ríos. Foto: Especial

Jesús “Chito” Ríos ingresó al Salón de la Fama del Béisbol en la clase de 2013 y su legendario núumero “2” fue retirado de la franela de los Tigres como homenaje por su prolífica carrera con la novena felina.