En duelo que enfrentaba a dos de los candidatos al Super Bowl, el equipo de los Ravens se impuso 20-17 a los 49ers de San Francisco para poner su récord en 10-2.

Clima a favor de los locales

En época de invierno en NFL, San Francisco presume ser una de las pocas sedes que no padece de manera tan agresiva el clima, sin embargo, la visita a Baltimore le entregó lluvia y un terreno de juego flojo, así como el ovoide mojado y resbaladizo.

Con un juego totalmente cerrado, la mejor defensiva se enfrentaba al llamado MVP de la temporada, Lamar Jackson, quien participó en el encuentro con 14 pases completos de 23 intentados, 105 yardas y un touchdown, cifras un tanto discretas para la costumbre del 8 raven, quien, de paso, fue líder en acarreos, donde también superó las 100 yardas.

Por su parte Garoppolo tuvo un mejor desempeño, pues entregó 165 yardas, un touchdown y 15 de 21 envíos entregados; pero quien se llevó la tarde en la casa morada fue Raheem Mostert, ya que el corredor de San Francisco promedió 7.7 yardas por acarreo y 19 de estos, aunque no bastara para que su equipo se llevara la victoria.

El partido parecía tenerlo en las manos San Francisco, pues en el último cuarto lograron una larga ofensiva que, en teoría, los pondría arriba en la pizarra con 4 puntos de ventaja, luego de quitarle el ovoide a Jackson en una oportunidad que éste tomó como corredor, pero la gran cortina de los Ravens aprovechó para que sólo pudieran sumar de 3 y, así consumar el juego.

49ers visitará a los New Orleans Saints la próxima semana, mientras que los Ravens se medirán a los Bills de Búfalo.