El Estadio Corona fue el escenario donde se definiría al tercer semifinalista de la liguilla del Apertura 2019. El equipo de la Comarca Lagunera recibió a los Rayados de Monterrey, con la obligación de ganar por 3 o más goles, y evitar que los del ‘Turco’ Mohamed anotaran de visita. Esto porque el partido de ida finalizó 5-3 en ‘el gigante de acero’. 

Ambas escuadras presentaron su mejor once posible. El equipo de Torreón presentó un eje de jugadores experimentados, con: Jonathan Orozco en el arco y como capitán, el brasileño Matheus Doria en la zaga defensiva, Diego Valdés como el ’10’ creativo, y Julio Furch, el goleador. Pero si el equipo local es poderoso, el cuadro regio, además de jugadores caros, alineó experiencia con: Marcelo Barovero en la portería, ‘Nico’ Sánchez, el paraguayo Celso Ortíz como líder en la mediacancha, y Vincent Janssen como eje de ataque.

Los ‘Guerreros’ iniciaron el encuentro presionando alto para forzar al error de los Rayados, tratando de encontrar un gol tempranero para acercarse en el marcador global. Fue hasta el minuto 20 que los dirigidos por Almada encontraron el 1-0 (3-5), gracias a un disparo de media distancia del uruguayo, Brian Lozano, quien tomó el esférico desde la banda izquierda y se perfilo para meter un derechazo imposible para Barovero. 

Tras el gol de los Santos, el equipo de Antonio Mohamed logró contener las aproximaciones del club local, para no dar oportunidad a la remontada. Así, los primeros 45 minutos finalizaron con 8 remates para los de Torreón, 10 centros y 63% de posesión, mientras que los de Monterrey tuvieron 3 remates, dos centros y sólo 37% de tenencia del balón, pero con la ventaja en el marcador global. 

Para la parte complementaria ‘la pandilla’ continúo con el control del encuentro y mejoró su posesión del esférico. La desesperación de los ‘guerreros’ se hacía cada vez más evidente, algo que se trasmitía desde la banca, ya que Darwin Quintana, auxiliar técnico, fue amonestado por reclamar al cuarto arbitro, Adonai Escobedo. 

Al minuto 57 llegó el gol que sentenció la eliminatoria. Vincent Janssen fue quien finalizó con un contragolpe efectivo. La jugada inició porque los laguneros cobraron rápido un tiro de esquina a favor, el rebote fue capitalizado por los Rayados, Jesús Gallardo corrió por la banda izquierda y Janssen cerró la pinza para poner el 1-1 (3-6). Hubo algunos minutos de incertidumbre por la reivisión del VAR, por un supuesto fuera de juego, pero Luis Enrique Santander dio por efectivo el tanto. 

En los últimos 30 minutos del partido, el equipo de la Comarca no tuvo ideas futbolísticas claras y Jorge Almada no encontró la formula para conseguir acercarse en el marcador global. Los de Nuevo León terminaron tranquilos y controlando los embates del equipo local. El marcador final fue de 1-1, lo que dio como global 3-6. 

De esta forma los Rayados de Monterrey se convirtieron en el tercer equipo clasificado a las semifinales del Apertura 2019, en espera de rival para la próxima fase. En caso de acceder los Tigres, habría clásico regio, pero sí las Águilas logran la remontada, ‘la pandilla’ jugará contra los Rayos del Necaxa. 

Quizá te interese: Necaxa es el segundo invitado a semifinales.