Saltar al contenido

Andy Ruiz: fama y mala preparación

Lo que pasó con el boxeador mexicano Andy Ruiz Jr., debe ser una lección no sólo para el deportista, también para quienes estamos del lado de los medios de información. ‘Destroyer’ es un pugilista que se convirtió en campeón de forma inesperada, aquel primero de junio en el Madison Square Garden, además de convertirse en monarca de la división de los completos, ganó el reconocimiento del público, en donde influyeron los espacios de comunicación. 

Tras la derrota de Andy en Arabia Saudita, el padre de Ruiz y el propio boxeador, han reconocido que la preparación fue deficiente: 

No estaba escuchando por la fama. Estaba con un Rolls-Royce, estaba con sus amigos, hacía fiestas y no escuchaba el campamento, dijo el padre. 

Por su parte, ‘Destroyer’ comentó: 

Creo que comí de todo… todo, por eso gane tanto peso. Me estaba divirtiendo demasiado, estaba celebrando demasiado. 

Si tuvieramos que poner porcentajes de responsabilidad, diría que Andy (equipo, entrenamiento, amigos, etc…) tiene un 90%, lo medios un 10%. No es que los espacios de comunicación hagan buenos o malos deportistas, pero focalizan la atención en algo, o alguien, y esa notoriedad debe ser bien manejada por el atleta y su circulo cercano, algo que no ocurrió con Andy Ruiz. 

Para poner un ejemplo de lo que han llegado a influir los medios de comunicación, podemos mirar al fútbol mexicano. Los medios no hacen buenos ni malos jugadores, pero pueden generar una visión errada de un momento; Diego Lainez es un buen jugador, pero su proceso fue muy apresurado, en televisión se vendió como un ‘Messi’ mexicano, lo mismo ocurrió con los campeones sub-17 de 2011: Espericueta, Bueno, Briseño, Gómez, entre otros. 

Andy Ruiz perdió los títulos de peso completo de la Federación Internacional (FIB), la Organización Mundial (OMB) y la Asociación Mundial Boxeo (AMB), pero para nada es el fin de la carrera de ‘Destroyer’, es un nuevo inicio, y así lo deberá ver el equipo de Ruiz. Esta es una llamada de atención a tiempo. Tiene 30 años y aún tiene el reconocimiento mediático que dan los medios, eso tendrá que aprovecharlo para renovarse. 

Dicen que es fácil hacer leña del árbol caído, esa no es mi intensión, de hecho, creo que Ruiz dio una buena pelea y la primera victoria, no fue un golpe de suerte. Le aguantó los 12 rounds a un Anthony Joshua que se preparó muy bien, que tenía hambre de triunfo, campeón olímpico en Londres 2012, invicto hasta antes de enfrentar al mexicano y con 21 nocauts; uno de los mejores del mundo. A ese, ‘Destroyer’ lo soportó por 12 episodios y con una preparación deficiente. 

Andy es un buen peleador, tiene pegada, potencia, velocidad y aguante, además de estilo mexicano; no le huye al intercambio de golpes. Si Ruiz entrena bien, no se deja llevar por la fama mediática, le hace caso a su entrenador y su padre, y si supera este trago amargo, seguro tendrá otra oportunidad por el título. Los medios estaremos allí nuevamente, esperemos que con comentarios más equilibrados. 

Jesús Monterrubio Ver todo

Periodista en formación. Investigar, aprender y dialogar. Rumbo a la Sociedad del Conocimiento lo mejor es compartir la Información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: