León Opinión

Entre el reglamento y la conciencia social

Este fin de semana destacó, luego de que León venciera a Necaxa 2-1 en su cancha, la actitud del arquero esmeralda, Rodolfo Cota, quien se quitó la camiseta del uniforme para mostrar otra en forma de protesta, misma que hacía referencia a la ola de feminicidios que México vive hoy en día.

A pesar de ser el centro de la conversación, porque pocas veces en el balompié nacional un jugador levanta la voz por una causa social, el guardameta mexicano podría ser sancionado por presuntamente incumplir el reglamento de la FIFA, mismo que exhorta a no participar en causas políticas o religiosas.

La sanción podría abordar más de 340,000 pesos y hasta 3 juegos de suspensión. Sin embargo, aunque el mensaje #NiUnaMenos conforma una clara exigencia al gobierno federal para frenar la violencia de género, Cota no está precisamente en protesta contra la administración, sino contra una problemática social que embarga a todos los mexicanos.

Foto: Rodolfo Cota

El futbol es uno de los espectáculos más vistos en el país y el deporte más popular entre la nación, ¿dónde más posicionar un mensaje tan claro, tan explícito, que genere conciencia colectiva y promueva un cambio, no sólo en la seguridad, sino en el actuar de la sociedad civil día a día, si no es en el prime time de televisión?

La protesta, la verdadera protesta, tiende a incomodar al poderoso, al que toma la sartén por el mango. Cuando las causas son legítimas, el ruido rompe barreras para generar un nuevo fenómeno a discusión. No hay lugar a dudas para determinar que en el espacio más machista, homofóbico y misógino de México, Rodolfo Cota sembró, o intentó, una semilla que debe germinar más allá de la cancha, en la nación entera.

Es por ello que la disyuntiva, la injusta paradoja de los reglamentos que tratan de apartar al espectáculo de la sociedad y hacerlo ver como un simple deporte, debe reflexionar y ajustar el rudimentario «juego del hombre», por el de todos. No es posible autocensurar a los protagonistas, a los potenciales voceros de la información.

Ojalá Rodolfo sea castigado. Sí, ojalá, porque sólo de esa manera podrá hacerse visible y se pondrá en evidencia la falta de tacto, de crítica y de sensibilidad en el hermético futbol mexicano, donde 17 de los 18 dueños de los equipos de primera división, son hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: