18 años del gol imposible de Jared Borgetti

La FIFA ya había organizado mundiales en Europa y América, pero sus ideales expansionistas los obligaron a pensar más allá del viejo continente y del nuevo mundo. La llegada de un nuevo siglo trajo también nuevas ideas al máximo organismo de fútbol internacional: la organización de una copa del mundo en territorio asiático.

Además de ser el primer mundial en la historia en el continente asiático, éste también dió de qué hablar al ser planeado por dos países: Corea y Japón. Con 20 sedes, las cuales 18 fueron totalmente nuevas, y un total de 32 selecciones participantes, la competencia arrancó el 31 de mayo y finalizó el 30 de junio.

El camino de “El Tri” en Corea-Japón 2002

Después de ganar sus encuentros frente a Croacia 1-0 y a Ecuador por dos goles a uno, los dirigidos por Javier “El Vasco” Aguirre tenían la posibilidad de cerrar como líderes de grupo frente a Italia. La Azzurra, comandada por Gianluigi Buffon, Paolo Maldini, Fabio Cannavaro y Alessandro del Piero, llegó con un partido ganado (Ecuador 2-0) y uno perdido (Croacia 2-1) al tercer y último partido del grupo G.

Alineaciones titulares

México salió con un 3-5-2: Óscar Pérez (Cruz Azul); Salvador Carmona (Toluca), Rafael Márquez (Mónaco), Manuel Vidrio (Pachuca); Ramón Morales (Chivas), Braulio Luna (Necaxa), Gerardo Torrado (Sevilla), Johan Rodríguez (Santos Laguna), Jesús Arellano (Monterrey); Jared Borgetti (Santos Laguna) y Cuauhtémoc Blanco (Real Valladolid).

Foto: Especial

Por su parte, Giovanni Trapattoni, entrenador de la Squadra Azzurra, salió con un 4-3-1-2: Gianluigi Buffon (Juventus); Paolo Maldini (Milan), Alessandro Nesta (Milan), Fabio Cannavaro (Inter), Christian Panucci (Roma); Cristiano Zanetti (Inter), Damiano Tommasi (Roma), Gianluca Zambrotta (Juventus); Francesco Totti (Roma); Christian Vieri (Inter) y Filippo Inzaghi (Milan).

Análisis del partido

Italia cayó en 3 fueras de lugar en el primer tiempo: en uno de ellos, se les anuló un gol de ventaja sobre el cuadro mexicano. Además, tuvieron 5 tiros a gol y ninguno pudo caer al fondo del arco que defendía Óscar Pérez. Por su parte, México replegó con un 5-3-2 que cambiaba a 3-5-2 en fase ofensiva, siendo Cuauhtémoc Blanco el jugador más libre en el terreno de juego por parte de la escuadra de Aguirre.

De esta manera, “El Tricolor” tuvo la mayor parte el esférico con un 58 por ciento. A pesar de las constantes llegadas del cuadro italiano, México transitaba el balón por medio de Rafael Márquez que lograba asociarse con Jesús Arellano y Ramón Morales por medio de pases largos.

El gol ‘imposible’ de Borgetti

Rafael Márquez salió con el balón controlado por el carril central del terreno de juego. Tras 14 toques de balón seguidos y 60 segundos de posesión del cuadro mexicano, Blanco, cargado hacia la banda izquierda, vio el movimiento que trazó Borgetti y mandó el centro: con la marca personal de Maldini sobre el dorsal 9 mexicano, éste toca el balón con la cabeza en dirección opuesta a su trayectoria dejando a Gianluigi Buffon debajo de los tres palos mientras observa cómo el balón se incrustó en la red.

México e Italia cesan el ataque

Tras el gol de Alessandro Del Piero, que entró de cambio, ambos equipos empezaron a bajar las revoluciones del partido al darse cuenta que tanto México, como Italia, iban a pasar primero y segundo del grupo G respectivamente tras la parcial victoria de Croacia sobre Ecuador. Así, los últimos 2 minutos los jugadores mexicanos se pasaban el balón los unos a los otros en zona baja para concluir el tiempo de compensación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s